lunes, 27 de marzo de 2017

0

OPINION: PREMIOS TVyNOVELAS 2017. Ceremonia, ganadores, y algunas perlitas.


Otros premios mas de Televisa para los de Televisa. La ceremonia comenzó como termino la del año pasado, con sketch de las telenovelas nominadas. En Televisa se trabaja así, siempre repitiendo lo que funciona. En este caso los tres comediantes repitieron, lo malo es que al igual que la primera vez se interrumpían uno a otro, y es increíble que tipos como Adal Ramones se les escuche tartamudear. 

La sorpresa de inicio la dio la puesta en escena, pero por Dios no pueden salir vestidos de mujeres en una cena de gala como humor fácil. No seria mejor que si vas a interactuar con los actores lo hagan mujeres de verdad, en vez de tener a tres travestís saltadando a los brazos de Gabriel Soto?. Por otro lado, cuando salieron como "TVyNovelas" queda como lo mas gracioso.

Bien porque no hubo publico y decidieron hacer algo mas local en foros, asi no se escucharon barras inoportunas. También por ciertos comentarios que se metían con la misma empresa, o las telenovelas. Cuando hicieron un comentario sobre el ''protagonico'' de Mayirn Villanueva se escucho un par de pifias. La actriz lo tomo bien. Lo que si les cuesta es mencionar a ''el canal de la competencia'' como tv Azteca. La dirección de cámaras fallo en la ceremonia. En la segunda participación de los comediantes mexicanos mencionaron a unos  cuantos famosos y nunca se les vio la cara.

Yo le daría un premio aparte a Maite Perroni por los cambios de vestidos. Todos muy acertados, aunque el peinado era el mismo. A Gabriel Soto le recomendaría cambiar de diseno de traje. Ven la diferencia entre la Angelique Boyer con maquillaje suave y la de su papel en Tres Veces Ana maquillada y vestida como prostituta. Sofia Castro no tiene carisma ni cuando lee un promter. A Jesús Ochoa ya no lo soporto. El mas ridículo fue Alexis Ayala. Mientras que la gran ausencia sin duda fue la de Silvia Navarro, aunque la actriz ya había adelantado que no iba a ir. Mejor, si al final la ganadora es Angelique Boyer.

Mencionando un poco a los premiados la mas espontanea fue Azela Robinson como Mejor Villana. El regalo fue para Cesar Evora en un papel que ni le viene, ni le va. Como lo adelante aqui, Helena Rojo gano a Mejor Primera Actriz. Valio ser una sexagenaria con las hormonas alborotadas. Notaron el frió recibimiento cuando ganaron los bradgelina mexicanos Sebastian Rulli y Angelique Boyer. La maxima expresion de que es una premiacion votada por fans. El hotel de los Secretos, no fue la gran cosa, pero merecia mas que el doble premio a Carlos Rivera que al parecer tiene pegue en las redes. Por ejemplo me gustaba mas la actuacion juvenil de Josh Gutierrez que la de Pablo Morin. En villano a pesar de la sobreactuacion Jorge Poza tenia sus cosillas, pero termino ganando Juan Carlos Barreto. Aunque Ilse Salas lo hizo bien, la ganadora confesa era Susana Gonzalez.  Dejando como la gran ganadora de la noche fue La Candidata, ganando Guion, Dirección de cámaras, Dirección de escena, Mejor reparto, y finalmente, Mejor Telenovela.

Giselle Gonzalez hizo un buen discurso de cierre, donde no se olvido de mencionar a su candidata, Silvia Navarro. El elenco entero la acompaño. Ya para cerrar, Televisa debe pensárselo dos veces si sigue con el mismo formato, o regresa a uno mas ''justo'' con votación de jurado. Y otro asunto es el de saber separar la paja del trigo. ''Sin rastro de Ti'' no es telenovela.


p.d. No puedo dejar de mencionar a la otra gran ganadora de la noche: ''Como dice el dicho'' como mejor programa unitario. ¡Aplausos!. 

p.d. 2 que buena sigue estando Maribel Guardia (con todo y cirugías) 


lunes, 20 de marzo de 2017

0

TELENOVELA ''LAS DOS CARAS DE ANA'' (TELEVISA 2006) - CRITICA. Made in Miami


Imagino que era la época de las telenovelas en locación miami, post exito de La gata salvaje y demás protagonizadas por Mario Cimarrro que se hacían en coproduccion con Venezuela. Lo malo es que en México siempre se opta por hacer algo mas convencional, por eso la presentación de personajes y la situación tarda tanto que solo en la ultima escena, donde el hermano  de la protagonista es chocado, recién ahí podríamos decir que arranca la telenovela.

Como cliché remasticado tenemos a las familias de los protagonistas. Curiosidad tres actores de la telenovela eran hermanos en La Madrastra. Actores como Leonardo Daniel son muy de telenovelas miami. Lo de Maria Rubio parece mas una participación especial, mejor evitar cualquier comparacion con su iconico personaje en "Cuna de Lobos". Hay un par de rostros recurrentes. Ana Layevska no se desborda, lo malo es que la hacen torpe al caminar como si fuera algo importante. Rafael Amaya no se cansa de sonreír de una manera casi automática. La dirección del momento debió decirle que era cosa de galanes.

Algo medianamente bien hecho es ese ligue del guion entre primer choque donde se conocen los protagonistas, y el segundo donde los dos hermanos terminan atropellando al hermano de   Ana Layevska. Muy casualidades de telenovelas, pero igual funcionan. En lo que no se esforzaron fue en el nombre de los protagonistas, se llaman igual que los actores. ¡Que practico!. Lo que compartan interés por la actuación se ve muy forzado. Lo mismo que la literatura clásica. El corte entre escenas es para tener en cuenta por la continuidad (en una de ellas se pasa del día a la noche como si nada). Poco mas hay que mencionar de Las dos caras de Ana, que hasta que no muestre la otra cara la telenovela es muy aburrida. 

Como ultima curiosidad estuvo escrita por una pareja de peruanos y entre su elenco esta Alexandra Graña que tuvo su momento de internacionalización antes de que volviera y cayera en las manos de Michelle Alenxander.

jueves, 16 de marzo de 2017

0

TELESERIE ''KARADAYI'' (Ay Yapım 2012) - CRITICA. Una producción de prime time que no está en prime time

Miradas (turcas) que matan
A diferencia de Gumus, la nueva teleserie que ocupa su horario no se ve ni vieja, ni acartonada. La  imagen es impecable, no le envidia nada a la mejor telenovela de la rede globo. Tiene buen ritmo. Se ve que está pensada como una producción más seriada que atelenovelada. Si hay recortes, se disimulan lo suficiente entre secuencia y secuencia, para no perder al televidente. Las actuaciones están bien. Los protagonistas tienen presencia, especialmente el protagonista. Existe un triángulo amoroso más típico de lo aparente. Lo más importante es que el centro de la historia no es completamente amoroso, sino casi policiaco. Si tiene algún defectillo seria la cárcel que luce tan cómoda y espaciosa. Después es una producción de prime time... que no está en prime time.

Lo  que más se puede juzgar de Karadayi es a la vez una de sus mejores armas, el guion. La teleserie parte de un hecho fortuito que encierra al padre del protagonista en la cárcel. Obviamente, por un crimen que no cometió. Otra vez, el actor tendrá que hacerse pasar por otra persona, aunque sin cambio de rostro como en Ezel. Al parecer en Turquía los tópicos también funcionan. Así tenemos a la novia como la inconforme de la vida que quiere más de lo que tiene. Algo parecido pasaba en La vida amarga, teleserie turca que el cuatro cancelo después de un par de capítulos, protagonizada por el mismo actor. Podríamos mencionar a la antagonista de Se robó mi vida, o la misma Feriha. En cuento a la participación de Bergüzar Korel, la Sherezade de Las mil y una noches, su personaje en los primeros dos capítulos se siente tibio. Las escenas solo atinan a resaltar su nobleza. Es rica, pero trabaja para ella. Tiene un padre con influencias, pero no ayuda al hermano. Eso sí, a la actriz le sienta bien ese look tan formal, siempre de traje y con el pelo recogido.

La teleserie está ambientada en los años setenta. Se trata de darle el mayor realismo posible con la calle donde vive el protagonista. Se da cierta importancia al canillita que grita las noticias del periódico. Él nos cuenta los hechos. Se ven ciertos detalles como la radio. La teleserie mete a sus personajes en un mismo nivel donde se mezclan gente mafiosa, delincuentes de cuello blanco, fiscales, y gente más común. El primer capitulo tienen una escena de violencia sugerida. Uno de los villanos tiene la manía con acomodarse el pelo. La dirección de cámara apunta a pequeños close up, que resaltan las miradas. Eso es muy turco. Así como la importancia del patriarcado. O esas cenas en la mesa. Ahí es más turca. Como siempre confunden cuando se familiarizan por ser familia política. Todas se llaman hermanas, o la  suegra pasa a ser la madre.

Turquía ahora, y antes, vive atrapada en sus propias costumbres, o al menos eso nos enseñan sus teleseries que aquí se venden como telenovelas. Por eso un dialogo entre hermana y hermano parecieran adquirir otro sentido. La forma en como las mujeres están en la cocina, o en cómo se les manda a servir. Lo mismo pasa cuando se habla del matrimonio, él le dice a la hermana que se casa porque su padre la adopto y ahora a él le toca la responsabilidad. Cosas de turcos. Para cerrar la idea del porque el guion falla en cierto modo, los protagonistas son de distintas clases sociales y el guion no hace otra cosa que ver los dos puntos de vistas diferentes. Y eso, no es original.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog