miércoles, 16 de enero de 2013

50

TELENOVELA "QUE BONITO AMOR" (TELEVISA 2012) - CRITICA. Destrozando una joya


La tendencia en América televisión es poner por medio año una novela mexicana y rellenar la otra mitad con producciones nacionales. De estas ya están confirmadas la populachera Mi Amor el Guachimán Segunda Parte producida por Michelle Alexander y Los Amores de Polo producida por Efraín “betito” Aguilar que contara la historia de Augusto Polo Campos y las mujeres que este tuvo en su vida (que maldición estaremos pagando).

El turno en novela lo ocupa “Que Bonito Amor”  que se estrenó el pasado lunes 14 de enero en el horario estelar de las 9:00 p.m. otra vez  tenemos a Jorge Salinas en ese horario después de su magnífica actuación en “La que no podía Amar” en esta novela que se transmitió por el mismo canal a la misma hora  interpretaba a Rogelio Montero un invalido dueño de una hacienda de mal carácter a causa de su limitación física. La parte femenina la interpreta Danna García actriz colombiana que ya ha participado en otras producciones mexicanas.

La original


Como la mayoría sabe QBA es la versión charra de la colombiana La hija del Mariachi, dicha telenovela tuvo una muy buena respuesta por parte del público peruano cuando la transmitió ATV, yo la vi en la primera emisión y la volví a ver  cuándo la repitieron a inicios del año pasado. En líneas generales la novela se centró en la historia de amor entre un millonario prófugo mexicano que llega huyendo de la justicia a Colombia (interpretado por Mark Tacher) y que se enamora de una cantante de rancheras linda y pobre (interpretado por Carolina Ramirez). Los colombianos gustan de contar historias que no sean muy pesadas a las clásicas telelloronas de nuestros abuelos por eso encontramos grandes momentos de comedia y acción acompañados de drama y romance. Pero el máximo plus que tuvo esta producción y que la hizo diferente fue la música que acompañaba cada momento y cada escena por la que pasaban los protagonistas y demás miembros del elenco aquí las rancheras jugaban un papel importante nunca paso a segundo plano sino todo lo contrario iba de la mano de la historia desde principio a fin. Los personajes de LHDM fueron de lo más variopintos y todos colaboraron en contar una historia original, divertida y fresca para un producto desde hace mucho acartonado como es la telenovela. Para terminar después de México obviamente Colombia es el país con mas mariachis en el mundo.


El refrito

Por derecho propio podríamos decir que la historia tenía que ser contada desde el punto de vista mexicano porque después de todo la historia trata acerca de la música mexicana. Así pues fue que televisa se puso manos a la obra y desde el 12 de octubre del año pasado se inició su transmisión vía el canal de las estrellas en remplazo de Amor Bravío, actualmente con más de 60 capítulos en su haber la novela tiene un promedio de 18 puntos de rating en México. El lunes aterrizo a nuestro país en el horario de las 9:00 p.m. en reemplazo de la inefable “La reina de las Carretillas” aunque yo hubiera preferido que se programe “Corona de Lágrimas” una historia que me parece más interesante los de América apostaron por esta producción que seguramente sabrá aprovechar el trampolín que le de las series que ocupen el horario de las 8:00 p.m.  (Desde la próxima semana se transmitirá la miniserie “Vacaciones en Grecia” y después de esta lo más seguro es el retorno del monopolio llamado “Al fondo has sitio”).

Critica

Comencemos por el elenco que por curiosidad leí por ahí que las primeras opciones de la original colombiana fueron Danna Garcia y Pablo Montero ambos protagonistas de esta versión pero sigamos, desde que Jorge Salinas interpreto a Rogelio Montero  paso a mi lista de buenos actores en telenovelas luego lo confirme cuando lo vi en otra buena producción llamada Tu Eres mi Destino acompañado de las actuaciones de Lucero, Jaime Camil, Julio Alemán entre otros. Jorge Salinas gusta de personajes duros con carácter con una fuerte carga temperamental ahí es donde mejor se mueve y desarrolla en esta ocasión interpreta a Santos Martínez un adinerado empresario que reside en los Estados Unidos hijo del Cónsul de México en ese país.

El primer desacierto de la historia es la espectacularidad que tratan de darle al protagonista en la original cuando este escapa lo hace sin mayores contratiempos toma el avión y llega, en cambio en esta versión Santos choca su avioneta, cruza el rio, lo persigue la policía, lo asaltan y de todas sale bien parado y claro como el nombre no lo tiene en vano en cada aventura se encuentra con una figura celestial como mensaje de que no está solo y Dios y todas sus vírgenes lo acompañan en cada desventura de su historia.

Aparte de eso nos encontramos con la mayor queja por parte de muchos, la edad, Salinas ya casi esta por los 50 años y por mas maquillaje que se le ponga esta se evidencia a la hora de ciertos diálogos por ejemplo cuando tiene la primera conversación con su madre (que bien podría pasar por su hermana) al decirle que aún no está en edad de comprometerse, tremendo insulto a la inteligencia del televidente que esperan los guionistas que nos creamos que el personaje tiene 30 o que el personaje piensa casarse a los 80, desde ahí empezamos mal y para rematar en la historia hay otros personajes que “no cantan mal las rancheras” tenemos a Arturo Peniche como el mil amores, Marcelo Buquet haciendo el personaje de Masías en la original, Sergio Mayer como su cuñado, todos ellos bastantes mayorcitos tanto que esta pienso que estoy viendo la versión anciana de LHDM. Danna Garcia es otro caso, demasiado disforzada no la veo con el ángel que transmitía Carolina Ramírez además pienso que se equivocan (nuevamente) al llenarla de problemas económicos desde un principio demasiada carga para un personaje que debería encantar y no llevarlo por el lado de dar lastima. A ella la acompaña su madre interpretado por Angélica María que es tan o más cliché que la propia hija.

De los demás no puedo decir mucho porque en estos dos primeros capítulos no tiene mayor participación, a excepción del malo del cuento interpretado por Roberto Palazuelos otro que finge demasiado y fuerza la voz a mas no poder, el que interpreta el personaje de coloso es Pablo Montero este tiene un plus con respecto a los demás : es cantante de rancheras motivo que seguramente le valió ser considerado para este papel lo que juega en su contra es que tiene que interpretar a un personaje que en la original fue bastante querido (Gregorio Pernia) aunque a mí no me termino de gustar porque siempre lo vi demasiado exagerado, Montero sigue siendo una gran incógnita porque está ahora no lo veo ni cantar ni actuar salvo en un par de escenas.

Por el lado musical  tenemos una intro demasiado soporífera cantada por Don Vicente Fernández, aunque esto no importa porque los de América solo la pasaron en el primer capítulo, la música ¿cuál? Simplemente no existe y hasta la fecha no hay ningún tema interpretado por ninguno de los protagonistas, el escenario más pobre imposible si algo caracterizaba al bar Plaza Garibaldi de LHDM era que realmente se sentía el ambiente de un bar y en casi la mayoría de capítulos se le apreciaba con un gran número de asistentes al parecer aquí se gastaron toda la plata en la escena del avion, el dueño del bar demasiado avaro ni punto de comparación con el personaje de Don Carlos, para terminar me quedo con la última escena  del segundo capítulo justo cuando al fin iba poder ver algo de canto esta se corta para dar paso a una de las escenas de amor a primera vista más tontas que he visto en toda mi vida entre la pareja de protagonistas. Francamente así no le veo mucho futuro a la novela y hasta ahora solo me hace recordar a la hija del Mariachi y de lo buena que fue y de lo malas que son los refritos de Televisa ¿o no?.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog