martes, 17 de diciembre de 2013

2

TELENOVELA "QUIERO AMARTE" (TELEVISA 2013) - CRITICA. Otro gran desperdicio



















Si me preguntaran como describiría a lo nuevo de Carlos Moreno (Amor Bravío) les diría: aburrido, aburrido y mas aburrido. Y eso que solo tengo que aguantar 45 minutos (por el experimento que ha hecho los de americatv). Al principio tuve la esperanza de que el elenco salvara la historia pero capitulo a capitulo me fue cansando mas, hasta que me dije aqui no va haber nada bueno y solo vas hacer hígado. Así que la dejo de ver pero antes una pequeña opinión.

Comencemos,como es posible que hasta ahora se nos haga pensar que madre e hija pueden llegar a ser exactamente iguales,por Dios ¡Ya basta!en verdad piensan que con solo una peluca y otro nombre es suficiente para tragarnos tal engaño. Ademas de lo que también estoy harto es de esos encuentros casuales y que resultan en amor a primera vista. Aquí lo mas fácil es enamorarse de un día para otro. Y no importa que la una lleve no se cuantos años casada y el otro tenga una relación de novios de varios años. Y hay quienes no creen en el destino y las casualidades (ja).
Si yo se que todo esto es moneda común en los enlatados estos pero haya maneras y maneras de contárnoslo y en "Quiero Amarte" es tan patéticamente simplona que todo se desluce en el primer capitulo. Otra cosa si tu intensión es hablar de café harías bien en explotar el tema, usarlo como escenario, mostrarnos la producción, el campo o la gente trabajando en el (como de alguna forma se vio en "Destilando amor" para citar algún ejemplo) . Pero aquí solo nos limitan a mostrarnos la vista panorámica de un pueblo, la enorme hacienda y con enfocar los rótulos de la empresa Nescafe. Aparte, los recuerdos a modo de flashback están de mas y lo único que hace es quitar ritmo a a historia, todos son hechos que sobreentienden y sin ningún aporte mas que el relleno. Sobre las actuaciones, todo se limita ha probar con las desventuras de la protagonista, con una desangelada Karime Lozano y demasiado correcta, ni cuando llora ni cuando ríe me gusta, notándose que esta fuera del negocio desde hace mucho. Nos venden  a Cristian de la Fuente como el gran galán como si con sus músculos comprara lo mal actor que es. Como si esa expresion de piedra o la forma en como mastica sus diálogos se nos olvidara solo por que se sin camisa. De Diana Bracho solo se hace extrañar en papeles como en "Cadena de amargura". Desde "Fuego en la sangre" (otra porquería que nunca debió existir) solo viene haciendo el papel de vieja bruja con sus hijos. De Flavio Medina, una decepción aunque por momentos trate de llevar el personaje lo mejor posible, no es nada nuevo a lo que hayamos visto anteriormente. Al contrario es la clásica imagen de villano de telenovela, mimado por mama y con rencor hacia su hermano. Luce poco o mejor dicho el personaje no aporta nada. Comparemoslo con lo que hizo en "Amor Bravio", temeroso, débil, inseguro por el acoso de la madre su actuación fue destacable. Aquí esta lleno de clichés y no luce ni la mitad de bien como en su interpretación anterior. Solo pienso que es mas por el hecho de estar presente en el medio y no perder popularidad  por el que acepto este papel. Adriana Louvier sigue en las mismas con cierta inclinación veleta, aunque aquí es mucho mas dulce me quedo con la bipolar Olga de "Corona de lagrimas". Olivia Bucio en el mismo papel de madre annegada y en fin los demás chicles de clichés. Solo me quedo de alguna forma con la interpretación de Alejandra Barros, lo mejorcito del grupo.
"Quiero Amarte" es una telenovela en donde todo cae por su propio peso sin sorpresa alguna y sobre todo sin emoción y eso es lo que precisamente me ha hecho dejarla de ver: ¡Le falta emoción!, "Quiero amarte" es una gran pero gran perdida de tiempo. Lastima por que desperdicia a varios buenos actores.

RELACIONADOS:

domingo, 15 de diciembre de 2013

0

TELENOVELA "LO QUE LA VIDA ME ROBO" (TELEVISA ) - CRITICA. Copiar no siempre es malo




A estas alturas lo último que le vamos a pedir a los de televisa es originalidad. Teniendo en cuanta que la copia descarada es el sello de esta empresa sus producciones son monedas al aire en donde resulta una aceptable adaptación o en el peor de los casos completas porquerías (que bonito amor, para citar un ejemplo reciente).

Afortunadamente "Lo que la vida me robo" es una de esos casos que la historia se lleva lo mejor posible de una manera seria cosa que de antemano se agradece. Para quienes no lo sepan esta es la segunda versión de la original "bodas de odio". El primer problema de esta historia es lo clásica de la misma, es de esas novelas en donde sabes perfectamente como inicia y como termina y empeora la situación que hace poco se transmitió "Amor real", primer refrito de la original. Así que por esa parte no hay mayor sorpresa salvo detalles mínimos en el desarrollo inicial de esta versión que gira en torno al tema del matrimonio forzado por conveniencia, recurso bastante común en estos tipos de enlatados.

Viendo esto la producción tuvo el acierto de cambiar el escenario de época de las dos versiones anteriores por uno actual y moderno. Me gusto las primeras escenas de los  protagonistas solos frente al mar, el encuadre de cámara junto al fondo musical además  del tema de apertura demuestra oficio y de alguna manera balancea con las interpretaciones del trió protagonista la monotonía de la historia.  Lo cierto es que también hay que tener en cuenta que tan creíble resulte esta situación en estos tiempos, pero novela al fin solo abra que voltear la mirada y dar por hecho que es factible todo este embrollo. Otro punto es la forma en como se nos muestran los flashback acercándose la cámara para una toma general del ojo, se podría decir de alguna forma innovador.

Y de las actuaciones todos aceptables y correctos. Sebastián Rulli convence con el personaje recto y justo. Angelique Boyer aunque difícilmente llegue a tener otro personaje como "Teresa" y al parecer ya se le nota el encasillamiento sigue gustando en su faceta de niña enamorada y a la vez con carácter. Luis Roberto Guzman tiene la tarea de ser el tercero en discordia creo que es el menos luce de los tres. Juntar a la pareja Boyer-Rulli fue otro acierto convencen y encantan como pareja no solo desde el punto físico si no principalmente actoral.

El retorno de Daniela Castro es lo llamativos de la telenovela, por el momento su actuación es bastante regular por partes se me hace bastante forzada como en los momentos de enfrentamiento con su hija o en la faceta de madre consentidora con el manganzón de su hijo a veces se le ve demasiado histérica para mi gusto  y no llega a convencerme por ejemplo si comparamos su actuación con el de Helena Rojo en el mismo personaje de la versión anterior. Aplausos para don Rogelio Guerra aunque desde hace mucho se le está reservado solo el papel de papa chocho siempre es un placer ver actuar al primer actor. De los demás poco por el momento Sergio Sendel es todavía una incógnita.

La telenovela tiene más de dos semanas al aire y por el momento son más los puntos buenos que los malos. Aún falta ver mucho más y quizás se nos reserve alguna sorpresa en el transcurso de la historia. Por el momento me gusta y la recomiendo sobre todo teniendo en cuanta que es de la fábrica de Televisa. La única queja es para los de AméricaTv ¿Cómo es posible que se le de 45 minutos?, la verdad que ha esos no se les entiende.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog