Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Brianda Riquer

Radicada en Miami y, actualmente, retirada de la actuación tuve el gusto de hacerle esta breve entrevista a Brianda Riquer quien nos comenta sobre sus gustos, su etapa en la actuación desde los nueve años en la mítica "Dos mujeres un camino" en el papel de "Anita", la hija mayor (adoptada) de los entonces protagonistas Eric Estrada y Laura Leon, ademas de todos los papeles que hizo en los Estados Unidos posteriormente en novelas grabadas en Miami. También nos cuenta sobre su blog de belleza (el cual pueden seguir en el siguiente enlace), y como siempre, al final de la entrevista se encuentran las redes sociales de la actriz para quien guste seguirla.   


ACERCA DE USTED Si le preguntara por un libro, una película y una canción ¿cuáles serían y por qué? Libro seria los 4 acuerdos.. Me parece sumamente interesante la manera en la que el narrador explica las bases para tener mejores relaciones con nosotros mismos y con los demás, viendo la sociedad desde otra perspectiva…

TELENOVELA “LA INTRUSA” (TELEVISA 2001) – CRITICA. La otra usurpadora

Si tienes un superéxito como “La Usurpadora”, que dicho de paso es la telenovela mexicana más rentable a nivel internacional (sino que lo diga canal 4 que la repite una vez al año), sería extraño no encontrar una sucesora que comparta más de una coincidencia con esta telenovela. Buscamos en la misma autora, Inés Rodena; que la protagonice la misma actriz, Gaby Spanic, que sea de gemelas, una buena y la otra una maldita, y una canción de entrada que nos recuerde el título de la telenovela. ¡Listo!, a cobrar.

La Intrusa tiene una premisa que me parece atractiva para el tiempo en el que se hizo, además de que ahora mismo por lo que me encanta es que tienen todos los elementos malos y entretenidos del “culebrón” por excelencia. Comenzando por un reparto variopinto, pero de pesos pesados, sobreactuaciones a más no poder, y una pareja protagónica que echa chispas y se resiste a sus bajas pasiones. El pensamiento que Virginia haya sido la mujer del padre me parece sólido dejando de lado el sempiterno tema de las diferencias sociales.

El elemento “sketch” que siempre se le va de la mano a Televisa es tan cómico como situaciones de miradas de odio, desmayos hiperfalsos, griteríos a la hora de la comida o amenazas locas; eso sí, ver a Claudio Báez junto con Laura Zapata es demasiada farsa para soportar, además de que no ayuda tener escenografías con el mismo cartón de siempre. Pero por el resto hay de todo como en botica, desde una Gaby Spanic con tembladeras y tics (todavía reconocible sin tanta cirugía), hasta un Arturo Peniche desbocado por momentos, con problemas de alcoholismo… y gordo.

Chantal Andere interpreta un personaje para lo que ya hemos visto en ella anteriormente, siendo lo más rescatable que siempre guarda las formas; Karla Álvarez tiene este personaje de niña inestable, lo que si noto es que se le ve demasiado mayor físicamente, no tiene nada que ver pero todavía me queda el recuerdo de la mejor Virginia en la versión de los noventa de “La Mentira”, aquí como que se queda estancada y no avanza con respecto a su gran actuación en esa telenovela. Los personajes que si son malos, y por ende aburren, son los de Sergio Sendel y Dominika Paleta, dos terceros en discordia como personajes al uso. Y no puedo dejar de mencionar a la chacha guapa, inocente y acosada de toda mansión de telenovela mexicana, esta vez Marlene Favela no muestra pierna tan cínicamente a diferencia de Galilea Montijo en “Tú y Yo” y por supuesto luce menos aseñorada que en Pasióny Poder, como dirían por ahí los años pasan y no perdonan.     

La telenovela es mala, pero en su defensa ágil. Se salva por el tono de siempre ir a mil por hora, de tener secundarios intensos y con cara de siempre andar estreñidos como las de Guillermo García Cantú o con las barbaridades que se ven en esa mesa de comedor, donde según ellos se están quedando sin dinero pero el chef y las copas de cristal llenas de vino nunca faltan ¿O será chicha morada?. Sabes que el personaje de la chacha con derechos va terminar siendo la madre de “Junior”, pero me encanta ver el nivel de maltrato y que se tan abnegada como para agarrarla a cachetadas, porque eso es de telenovela.

Es eso y ver a tremendos manganzones sacarse los ojos por la herencia me hacen la noche. Una herencia que lo bueno del guion no forzó en una lucha por quien se casa primero o quien le da el primer heredero hombre, como condición, que en tantas otras telenovelas hemos visto. Aquí la que manda es Virginia. Otro cliché de la telenovela son la infaltable loca con el secreto familiar que coincidencias de la vida anda buscando dos niñas que podrían ser gemelas ¿Quiénes serán?. Los celos enfermizos del protagonista o el tema de la suplantación, entre otras cosas que se irán viendo.

La telenovela se va centrando en que cada miembro de los Junquera que  desde el inicio son unos mantenidos, como el patriarcado se rompe y la falta de dinero termina por desesperarlos. Los más pequeños de la familia se van acomodando a la situación, pero otros se oponen a que La Intrusa, que es como conocen a Virginia, sea quien los limite económicamente. La corriente que sigue es la misma que en La Usurpadora, la misión es la de ir resolviendo los conflictos afectivos de la mayoría de ellos y hacerlos que enderecen el rumbo. No voy a mentir y decir que estamos ante el culebrón del siglo, pero no necesito café para no dormirme como me pasa en “Mi segunda Madre”, juzguen las diferencias.

Comentarios

  1. Esta novela deja mucho que desear, quizás al principio era rescatable. Pero después de la muerte de Virginia esta novela no tiene pies ni cabeza. Carlos Alberto un protagonista débil que fácilmente cae en excesos y que no está claro en sus sentimientos. Vanessa una mujer que al principio tenía que al principio tenía tintes de ambiciosa. Que al final terminó siendo más buena que Virginia. Y pasan cosas incoherentes en la trama y algunas que no han llegado o llegaron a resolverse. La califico con un 3/10

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, bueno... no soy muy seguidor de esta telenovela. Pero por lo poco que la llego a ver, te digo que como toda telenovela mexicana, o la mayoría, es un mamarracho pero a su favor es que es entretenida de ver.

      Pero aclarando que esto se hizo muy al recuerdo de La Usurpadora y a finales de los noventa, una época en donde todavía se podía permitir este tipo de historia. Y lo mas importante, eran exitosas.

      Saludos, y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. ES UNA PENA QUE CON EXCELENTES ACTORES LA TELENOVELA SEA TAN MALA. APARTE DE MALA ES UN COÑAZO Y LENTA. CON 50 O 60 CAPÍTULOS TENDRÍA QUE HABER FINALIZADO. COMO CALIFICACIÓN 2/10

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog