Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Brianda Riquer

Radicada en Miami y, actualmente, retirada de la actuación tuve el gusto de hacerle esta breve entrevista a Brianda Riquer quien nos comenta sobre sus gustos, su etapa en la actuación desde los nueve años en la mítica "Dos mujeres un camino" en el papel de "Anita", la hija mayor (adoptada) de los entonces protagonistas Eric Estrada y Laura Leon, ademas de todos los papeles que hizo en los Estados Unidos posteriormente en novelas grabadas en Miami. También nos cuenta sobre su blog de belleza (el cual pueden seguir en el siguiente enlace), y como siempre, al final de la entrevista se encuentran las redes sociales de la actriz para quien guste seguirla.   


ACERCA DE USTED Si le preguntara por un libro, una película y una canción ¿cuáles serían y por qué? Libro seria los 4 acuerdos.. Me parece sumamente interesante la manera en la que el narrador explica las bases para tener mejores relaciones con nosotros mismos y con los demás, viendo la sociedad desde otra perspectiva…

CLASICAS DE TELENOVELA: “EL PECADO DE OYUKI” (1988) – CRITICA. Aquellos tiempos en donde todo era mejor

Lo más hermoso de “El pecado de Oyuki” es que visualmente se nota el trabajo de producción, las imágenes imprimen una belleza oriental que resalta en cada fotografía especialmente las que dan paso a los comerciales, es un ejemplo claro de como el maquillaje es un factor clave y lo mejor es lo minimalista que logra ser la telenovela cuando está metida en foro para calcar un ambiente sencillamente japonés. Lo mismo pasa en cuanto los exteriores, que a punta de buena edición logra convivir lo artesanal de las construcciones japonesas creadas en el propio México y manipularlas con panoramas de la urbe japonesa moderna de la época. “El pecado de Oyuki” es historia de la telenovela mexicana y de la televisión latinoamericana por mérito propio. Una pena que ya no se logre una ficción de ese tamaño y por allá prefiera apoyarse en la pantalla verde con resultados mediocres.

Si bien es cierto que visualmente todo se acompaña perfecto desde la entrada de la telenovela también hay que criticar lo poco trabajado que me resulta la forma de actuación, la caracterización entre vestuario y maquillaje es una cara de la moneda mientras que la otra es una constante de modismos mexicanos inoportunos que los actores sobrevivientes de la época aun arrastran en la actualidad. Otro lio son ciertas situaciones que veo y que no estoy tan seguro de que sean fieles al japonés real. No obstante la telenovela también se hace harakiri así misma al ser una producción de tanta factura, sacrificando elenco y presentándonos una historia que para la primera semana de retransmisión se hace larga y tediosa. Sobre todo redundando en el maltrato que sufre Oyuki consecuentemente con la sumisión (tan japonesa como mexicana de la época) y uno que otro tufillo insinuado a la prostitución.  

El pecado de Oyuki es una telenovela rosa y como tal se comporta, perfectamente podríamos compararla con una versión ambientada de “Los ricos también lloran”. Oyuki parte como la humilde que abandona el campo mientras que más cerca de lo pensado espera un galán aristocrático que prefiere el arte a ser político. Ana Martin desarrolla un personaje más o menos limitado, lo mismo pasa con el resto del elenco (por mas ingleses que sean familias de este tipo vemos a cada rato) sospechando que la producción le dio más peso a las escenografías que al guion. Por lo demás todavía me queda la incógnita de saber ¿Cuál es el pecado de Oyuki?.  

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog