Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

TELENOVELA “MUNDO DE FIERAS” (TELEVISA 2006) – CRITICA. Un sancochado de ideas y de actores


El “sancochado” es una sopa a base de las sobras del día anterior, se hierve el arroz, y se le agrega papa y condimento. Al igual, “Mundo de Fieras”, producida por Salvador Mejía, fue un “sancochado” de ideas, actores pasados de hervor, una papa verde llamada Gaby Espino que hizo debut y despida en televisa, y un mal casting que termino condimentando esta telenovela.

La versión mexicana de “Mundo de Fieras”, irónicamente, carga los mismos pesares de la última versión, “Pasión y Poder” (televisa 2015), como una farsa de poder económico (en este caso entre dos hermanos gemelos), farsillas amorosas cursis (el “Romeo y Julieta” moderno), cierto tinte rosa (la joven humilde y el taxista), el sempiterno problema del hijo (diez años atrás ya existía el ADN ¿o me equivoco?) y, además, esa poco efectiva pareja juvenil formada por Sebastián Rulli y Sara Maldonado que no salen del cuarto de habitación en toda la primera semana (¿o será que dio más gusto verlos en la cama que actuando?).

El otro problema es la sobreactuación de sus villanos de cierta aura oscura. Uno tuerto con parche pirata que siempre viste de oscuro, y otro con tendencias esquizofrénicas y tics nerviosos, son matices interesantes en la premisa, pero puestos en práctica ridiculizan a los personajes tanto como lo hacía ese tatuaje “impostado” en el pecho de Fernando Colunga. La otra cara de la moneda es el Cesar Évora súper atormentado por la esposa y la culpa. La falta de una buena dirección (lo mismo que le paso a Jorge Salinas en su turno) termina de perder al mejor Cesar Évora de los noventa que, como pocos, siempre se desenvolvió con solvencia en el perfil de bueno y de villano, aquí le exigieron las dos cosas y “la gracia” les salió por la culata.     

Las mujeres de la telenovela carecen de elegancia, se sobre maquillan y visten (y actúan) mal. Edith González carga la cruz de villana made in televisa de ser una asesina en potencia. Mientras que Gaby Espino anda perdida en el espacio, cuesta creerle, y sobre todo parece mala actriz. Véanla en “Más sabe el diablo” y comparen. Un poco más de lo mismo es el caso de Laura Flores y su abnegación como esposa maltratada (¿está también se terminara enamorando de su maltratador?), y de todo el star system femenino es la más opacada.

Vemos problemas técnicos en el montaje, la sobre decoración “tapiz oscuro” de utilería o lo poco efectivo en la dirección de cámaras al momento en que usan dobles, notándose el “truco”. La caracterización femenina es de espanto, y la masculina, ridícula.

Cuesta encontrar algo bueno en esta “telenovela”, por ahí cierto asomo a una seducción muy lasciva a la sirvienta de la casa o ciertas escenas de violencia, todas con elementos muy mexicanos como las (malas) escenas de cama. Aparte de eso, poco o nada tiene esta telenovela, que retrasmitida por el cable no hay mejor comparación que se me ocurra a un sancochado de ideas y de actores, pero uno que se pasa de rancio. En fin, telenovela más del “rey midas” Salvador Mejía, que de aquí en adelante solo hizo porquerías.  

Comentarios

  1. YO apenas la estoy empezando a ver aunque han dicho que es pésima y se vuelve un circazo la veré, en mi opinión Edith se ve hermosa y no siento que este sobremaquillada ni Helena Rojo tampoco, me ha tocado ver mujeres que si estan sobreempolvadas y es muy notorio.

    La Espino es que la se ve tan insípida y fue totalmente opacada.

    Primera semana y casi todo fue PASION Y PODER aunque curiosamente esa trama si va más rápida que en lo que fue la versión del año pasado a la amante (que si está bonita por cierto) ya la mataron y en la del año pasado la mataron casi a los 50 episodios jajajaja ese fue el problema de PYP SU PESIMA LENTITUD NI CIRCO LE METIERON

    Me echaré todo este circo igual y me termina gustando como VELO DE NOVIA Y TU Y YO

    ResponderEliminar
  2. Esta telenovela es una de las peores porquerias que se hallan producido en dicha empresa. Es un revuelto de historias al estilo Carlos Moreno (Aunque considero que si la hubiese hecho Carlos Moreno sería mucho mejor) y a la vez un circo al estilo Juan Osorio.

    A veces me cuesta creer que este es el mismo productor de clasicos como LA USURPADORA, ESMERALDA, ABRAZAME MUY FUERTE Y LA MADRASTRA. Al menos a PASION Y PODER la salvó el elenco, a esta nada la salvó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con que en "Pasion y Poder" hubo mejor elenco, solo que mal utilizado. Y sobre las producciones de Salvador Mejia, los noventa eran los noventa. Que tiempos aquellos, sobre todo, para las telenovela mexicanas en general.

      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Pero Si PYP estuvo LENTíSiMA Que ni el elenco hizo que valiera la pena en ese caso a las dos ni el elenco las salvó

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog