domingo, 31 de enero de 2016

0

TELESERIE “EL HOTEL DE LOS SECRETOS” (TELEVISA 2016) – CRITICA. El lunar de Televisa


Termino de ver (solo) el primer capítulo de, “El hotel de los secretos”, y me queda dos sensaciones :1) No es telenovela, y 2) Por momentos me pareciera estar viendo una versión “cutre” de cualquier "soup opera" de las tardes de la televisión española.

El gran problema de la teleserie producida por Roberto Gómez Fernández (“El color de la pasión”) está más en la adaptación desde el aspecto del guion y la narración que de lo técnico propiamente dicho, y es que a diferencia de cualquier otra “telenovela” de época que hayamos visto, atención dije “telenovela”, no me termino de creer que Televisa (como empresa) esté produciendo y sobre todo respetando el formato de “Gran Hotel”, la versión original española.

Porque en, “El hotel de los secretos”, hay un trabajo por tratar de plasmar lo mejor posible a cada personaje, por tener un inicio con una imagen visual diferente, por el impacto casi cinematográfico en las miradas iniciales de los protagonistas, porque los textos no sean simples diálogos y se conviertan en versos, la misma entrada de presentación o ese “timing” de las que se caracterizan las series de siempre ir al punto y un etc de detalles muy técnicos que se notan unos mejor culminados que otros, lamentablemente, el rió de emociones, se va diluyendo mientras pasan los minutos, porque quizás sabemos que esto va hacer, por lo menos, medianamente largo, y que el primer capítulo no tiene el peso suficiente de una serie en todas las de la ley.

Esta producción esta llena de contrastes. La vista en primer plano del "Gran Hotel" que nos ofrece a ojos de los personajes es de lujo y sobre todo impone, otra cosa son los interiores. Hay un buen trabajo pero por favor al final pareciera la casa de los Gaxiola solo que con ambientación de época.

La presentación de los protagónicos me parecieron correctos y con el look clavadisimo, en ambos casos el desenvolvimiento se nota que esta siendo guiado para guardar las formas y que se entone mucho mejor a las poses de la época, lo que también note es un apresuramiento que no ayudo a levantar el romanticismo de la historia, las formas no fueron las correctas, en el primer capitulo hay un defecto que es el de la ingenuidad y que todo fluya fácil para que las situación se presente cómoda para el protagonista, que por momentos es un aristócrata y por otros un camarero y nadie importante se da cuenta.

Seguramente, en algún momento, corregirán ese detalle para dar mejor veracidad a la historia que en este aspecto confabula entre las diferencias sociales, una familia en apuros económicos y matrimonios por conveniencia, todos temas muy de telenovela. Pero por otro, está el misterio, los “secretos” y un asesino con un cuchillo de... ¿oro? que ayuda en el guion y lo hace más interesante.

Los personajes que acompañan la historia están bastante bien escogidos sobre todo por el lado de la servidumbre y es que en este punto la serie española se notaba que quería retratar esa idealización del amor por servir de una "Downton Abby" creo que tanto Luis Couturier y sobre todo Daniela Romo cumplen con la misión y si algo note es una buena dirección con respecto al trabajo de los sirvientes del hotel, esas formas en como se nota el apuro con sus idas y venidas que pocas veces son vistas en alguna telenovela mexicana, no puedo decir lo mismo de mostrar la opulencia de la clase alta y mientras que Dominika Paleta me parece acertada, en cambio, Diana Bracho, se me hace demasiado gastada en sus gestos y su forma de actuar, sigue siendo la misma que en cualquiera de sus ultimas telenovelas.

Y finalmente, no me termino de convencer ese cierre del primer capitulo, se acentuó mucho en la mirada (injustificada) del protagonista, de la decisión de la protagonista mientras que se teje las ambiciones de los villanos por el control del hotel, esta demasiado previsto a mi forma de ver.

A pesar de todo esto, "El hotel de los secretos", es una puesta en escena envidiable y de altura, quizás la mejor forma de justificarla es diciendo que tiene mas de telenovela que de serie de televisión y sobre todo es un punto de quiebre en todo lo que ha hecho y hará Televisa como empresa, lo increíble es que no este ahora mismo en el horario estelar de su canal principal y que ni siquiera tenga una fecha de estreno. Ojala en algún momento llegue a la televisión peruana para seguirla como lo merece. 

sábado, 9 de enero de 2016

0

2 x 1: “AMOR PROHIBIDO” Y “EL SECRETO DE FERIHA”. Los turcos también lloran

Siguiendo con producciones que están actualmente al aire por la señal nacional, le toca el turno a las producciones turcas que emite Latina en su horario estelar.

Los antecedentes al igual que lo comente en el anterior 2x1 de telenovelas turcas (2 x 1: "SILA" Y "EZEL". De Turquía con amor) son de producciones bastante finas y bien realizadas, a pesar de eso las premisas son igual de acartonadas que cualquier producto mexicano mediocre que vemos a cada rato. “Feriha” es cualquier otro cuento de cenicienta inconforme con su vida mientras que en “Amor prohibido” somos espectadores de dos triángulos amorosos perfecto para el remake de Telemundo (como se hizo).

Feriha podría funcionar mejor en comedia de situación, debido a que las propias situaciones o los diálogos en como se acompañan bailan a la comparsa de la ingenuidad de los ricos y del ambición infantil de la protagonista, pero sin los resultado extremos de la farsa mexicana comparables a las argucias de una “Teresa” o “Rubí” clásicos modernos del género, en este caso Feriha es una “niña” en todo el sentido de la palabra que pareciera más que está aprendiendo una lección de vida y de valor como siempre tiene a bien recordarle y reprocharle el padre conserje (el abuelo Burhan de la incomparable "Las Mil y una noches"), en ese sentido el mensaje se trastoca como una moraleja. La ambientación y la inteligencia del personaje carece de sostenibilidad por los enredos endebles de los que somos participes mientras que no hay ningún personaje que por lo menor levante la historia. El romance es tibio e infantil es que lo que no me gusto de la primera semana es la atmosfera inocente que se esconde en una historia con menos “chicha” de sus pares mexicanas.

En “Amor Prohibido” vemos en cambio una historia con mucho más potencial, las actuaciones centrales logran captar la atención mientras que el performance de Beren Saat, protagonista de ¿Qué culpa tienen Fatmagul? personaje con el que se ganó el respeto internacional es tan correcta como sutil y logra los matices necesarios de una protagonista con muchos conflictos personales, otra vez sale a relucir la correcta puesta de escena en cuanto a vestuario y maquillaje. Amor Prohibido no es más que un tira y afloja por parte de la protagonista y sus dos galanes, en cada uno se logran ver un trabajo por tener personajes imperfectos fuera de lo físico, crear el conflicto paternalista a raíz de un “amor prohibido” tan cliché como efectivo así como que Biter sea una veleta circunstancial eso si con un poco más de decisión que la victimizada Fatmagul y además que  por lo que vi existe una villana de pies a cabeza algo que en las producciones turcas son bastante discretos, lo que se agradece.

Para terminar quiero criticar la poca efectiva manera de programar telenovelas turcas por parte de canal 2 y es que apiñar todos los enlatados en cachos de media hora, sin horarios fijos solo promocionándolas como inmediatamente después de su antecesora casi estamos viendo de tirón tres historias totalmente distintas y distinguibles como simple producto de ¿bloque? de poco menos de dos horas, se entiende que Latina quiere aprovechar al máximo el “boom” reciente y que a pesar de que ninguna de su parrilla estelar, apartando la hermosa “Rosa Negra” de las tardes, tiene el impacto de “Las mil y una noches” o siquiera de “¿Quéculpa tiene Fatmagul?”, como opinión un producto de ficción merece todo el respeto del horario en que está programado, con una hora fija y que el producto nuevo reemplace al saliente una buena costumbre que otros canales como el 4 no practican. 

A pesar de eso los dos últimas estrenos de producción turca del canal Latino se mantienen con un rating discreto y suficiente para cubrir las expectativas y sobre todo seguir confiando en el enlatado turco.

sábado, 2 de enero de 2016

6

TELENOVELA “IMPERIO” (REDE GLOBO 2014) – CRITICA. La telenovela que no despega


La ficción, sea seriada o no seriada, antes que nada debe cubrir las expectativas del público local, de ahí en adelante que el producto pueda tener éxito fuera o no es más que relativo, quizás en Brasil o México en donde se encuentran las dos grandes de la industria telenovelera les importe más que sea su público local que responda a sus enlatados antes de ganar prestigio (en el caso de la Rede Globo) o popularidad (para Televisa) internacionalmente, así se han manejado las dos grandes durante años mientras que países pequeños como el Perú veíamos desfilar lo que supuestamente eran los éxitos de turno en dichos países. 

Ahora, ¿que pasa cuando las telenovelas de las grandes comienzan a flaquear en su propio país de origen?, que pasa cuando los ratings se caen y no son los que deberían? y peor aun ¿cuando el mercado siempre insatisfecho busca nuevos formatos de otros países tan lejanos como por ejemplo Turquía?. 

Pues sucede el caso actual y más precisamente el de “Imperio”, la actual telenovela que emite ATV para todo el Perú desde no recuerdo cuantos meses y que tiene una sintonía para el olvido. “Imperio”, sin tratarse de otra historia de época como recientemente vimos en “Preciosa Perla” sigue arrastrando los mismos problemas y hasta ahora no despega, al menos en cuanto rating se refiere ¿Y la historia?

Sin buscarle tres pies al gato argumentaría las misma razones que cuando compare y puse sobre la mesa los motivos del porque “Av. Brasil”, un superéxito a toda regla y absolutamente merecido nunca pudo contra “Corazón Indomable”, la última versión de MariMar (Corazón Indomable. ¿Por que tiene mas rating que Av. Brasil?). 

Imperio en cambio se hunde en primera por sus pretensiones, no es raro para los brasileños en donde la plata sobra y la manufactura está a la altura de cualquier producción americana encontrarnos con una estampa tan perfecta, primer punto creo que la imperfección hubiera sido para esta historia algo mucho más llamativo que encontrar todos los elementos en su sitio o al menos hubiera ayudado a hablar, ya se para mal, de esta producción. 

El tiempo y hacer historia por etapas es algo que se acostumbra en la telenovela, recientemente Aque no me dejas suscito el suficiente interés en México así que no es exclusividad de los Brasileños, lo mismo que sus personajes perfilados para ser villagonicos, esos que acostumbran robar camara, ser loca no es para nada nuevo y menos garantía de nada, así como el tener elementos modernos por encima de sus “gays” alegrones harto conocidos, solo dejando la frustración sexual de Cora, sin duda lo más llamativo por lo poco que he visto, en donde otra vez podemos ver la versatilidad del elenco brasileño fuera de la decadencia actoral de los mexicanos.

El elemento inicial de la historia es el de un personaje desafortunado en el amor y el dinero que por un golpe de suerte se hace millonario de una forma ilegal, todos los elementos de una telenovela de la calidad Globo se hacen presente con tomas impecables y un desarrollo exigente y a la altura hace que muchos de los personajes se perfilen para la etapa adulta aquí se nota todo el talento detrás de cámaras con escenas poco falsas o diálogos efectivos, después da paso a una trama más rítmica como la telenovela manda y que actualmente estamos viendo. 

Resulta que vamos siendo participes de como ese “Imperio” comienza a derrumbarse por las intrigas familiares y la aparición de una hija desconocida como típico personaje al uso, porque la bastarda es el elemento útil para que la historia gire en torno a las maldades de Cora y las precipitaciones del protagonista. Tener una familia opulenta en desgracia y ver como sus herederos (los tres personificaciones clichés) se sacan los ojos no es un argumento de ahora, por eso lo innovador se deja de lado para conocer situaciones con menos carisma que las típicas cenas familiares, eso sí con un fotografía envidiable. 

Si son pocos los peruanos que ven Imperio es mas porque la telenovela brasileña nunca ha dejado de tener seguidores en el País, lamentablemente poco podemos decir de “Imperio”, más que otra superproducción brasileña sin éxito en el Perú. Que ya se esta siendo costumbre.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog