viernes, 27 de mayo de 2016

0

TELENOVELA “TRES VECES ANA” (TELEVISA 2016) – CRITICA. Angelique Boyer es una diosa

Angelli Nesma produce una “nueva” telenovela y de paso nos quita el mal sabor de boca de esa porquería llamada “Que te perdone Dios”. Perfectamente podríamos decir que “Tres veces Ana” es una remanente de lo que dejo la buena experiencia en “Lo que la vida me robó”. Una de las últimas producciones regulares para bien de la productora y de la empresa en cuestión.

A nivel técnico sigo sintiendo que está mucho más cuidado que si se hubiera dado el caso de ser estrenada primero en México. Si quisiéramos ir un poco más allá diría que los paisajes no son hermosos sino que se ven hermosos (como pocas veces en una producción mexicana) y resaltan gracias a las técnicas áreas de cámaras algo que por ejemplo en las playas de "A que no me dejas" se quedaba muchas veces frías, otro mención importante es que al meterse los actores en escenografía la fotografía resalta lo suficiente no sintiéndose el frió cartón de toda la vida de las producciones made in televisa. Por último la musicalización de inicio es con un tema melódico no sacado de cualquier sencillo de Alejandro Sanz ni intenso e insufrible como las voces soprano en “Las Amazonas”. Siendo quizás lo más criticable las caras compungidas de los actores en la introducción de la telenovela, súper vistas hasta la fecha y por el amor de Dios ya cámbienle el vestuario a Susana Dosamantes. 

Quien escribe no ha visto la original protagonizada por Lucero, lo que no necesariamente signifique que me derrita por cada capítulo de esta telenovela. La virtud que noto en esta telenovela ó en el primer episodio es que no se trata de una historia totalmente roja como inicio “Que te perdone Dios” o necesariamente intensa como término “Lo que la vida me robo”. Inicia con antecedente con el eterno accidente de coche en una escena práctica y rápida, entro en un meollo cuando comenzó arrancar la verdadera historia de las tres hermanas y uso muchos clichés a la hora de la presentación de personajes centrales. Es una historia en donde el reparto se siente cómodo (muchos ya llevan varias telenovelas con la misma productora), los personajes están dispersos y acompañados por actores que de alguna manera se arropan entre ellos mientras que tiene el factor de que la protagonista es Angelique Boyer e interpreta tres personajes a la vez. Hasta ahí lo tiene todo.

En cuanto desarrollo de tramas me gusta a medias. Comenzando por lo malo sería la pareja formada entre la gitana y Sebastián Rulli, me pasa lo mismo que con la pareja central de “Las Amazonas” siento que los guionistas quieren repetir un amorío muy juvenil para dos actores que ya no están para esas. Los quieren cubrir de recursos simpáticos como el de leer la mano pero honestamente pareciera que ella lee más la mente mientras que el personaje de Rulli anda más perdido que su memoria. Por ese lado me falla.

Lo que podría estar bien es con respecto a los líos amorosos entre la sobrina y el tío. El actor que en mi humilde opinión le resto mucho a Edith González en su momento cuando hicieron “Vivir a destiempo” es el típico caso de que das la talla físicamente para el personaje con lo que basta y sobra. Mientras que en este caso tenemos una trilliza que perfectamente podría ser una Teresa: igual de empolvada, producida, seductora, ambiciosa y sobre todo mala. Angelique Boyer como Ana Leticia tiene suficiente con mostrar pierna.

Lo que si me gusto es la química con David Zepeda, pasa lo mismo que con Ramiro Fumazoni solo que todos los defectos de este actor ya los conocemos y no van a cambiar pero aun así tiene el soporte más noble de la historia y el lado melodramático de la misma. Ana Laura es el personaje en donde Angelique Boyer muestra un tono mucho más gris, y es perfecto para balancearlo con una historia de amor imposible. Hasta este primer capítulo Ana Laura y la escena en el piano logro ser sencilla pero a la vez intensa lo que hizo que me enamorara de ella. Ana Laura es el personaje al que más se le puede explotar porque no es la villana ni la heroína de la historia, quizás se le reserve el papel de la víctima pero Angelique Boyer es una diosa y (con o sin pierna) lo hace magnifico.

martes, 17 de mayo de 2016

2

TELENOVELA “LAS AMAZONAS” (TELEVISA 2016) – CRITICA. Muñequitas de selfie


Del mismo productor de “Fuego en la sangre”, “La tempestad”, “Que bonito amor”, “Corazón Salvaje” y un etc. de vergüenzas ajenas que no deberían ser nombradas se le suma Las Amazonas como una más de esa fórmula barata del remake del remake que tan hartos nos tiene a tal punto que derramas bilis solo de nombrarlas. Para su mala suerte “Las Bandidas”, otros fiasco hecho por televisa en Venezuela, como la coincidencia desafortunada de ahora mismo tener la repetición de “Niña Amada Mía” se presentan como dos alternativas vistas en su momento y mucho más agradables especialmente la protagonizada por Karime Lozano y Sergio Goyri.

Como si no fuera suficiente en esta "nueva" versión los papeles se agarran a dedo, juzgando la libertad de los actores y la voluntad de otros por no perder el status de estar en la empresa más importante de la región (suenan risas de fondo). Mientras que otros solo agradecen que no se olviden de ellos y no morir en el recuerdo por más que su papel caiga al nivel visceral de la madre arrugada cuyos diálogos se limitan a soltar veneno rancio de venganzas harto manoseadas en el culebrón, como el caso de doña Jaqueline Andere. Y finalmente los están los segundones de la empresa que solo agradecen tener trabajo como el caso de Rene Casados o Alejandro Ruiz.

Las Amazonas es una producción que ni suma ni resta a la empresa Televisa, solo esta para dar trabajo a sus “estrellas”, para mostrar una vez más el nivel incompetente de quienes están detrás de cámaras, para felicitar las escasas tomas exteriores o para asombrarnos de como pones a una protagonista como "amazona" cuando tu primera toma es una farsa de montar caballo. Danna García se pierde como la chica atractiva y belleza indomable que demostró que como modelo de comercial de shampo tiene futuro. Mientras que Grettel Valdez no se cree su propio personaje y menos que sea la ruda mujer moderna que pretende ser. Ni que decir de la rubia al pomo que le hace toples al criado del rancho, la escena es tan superficial como las extensiones que cuelgan de su cabeza. Al igual que la versión venezolana el trió protagonista luce bien solo para el selfie en el instagram.

No sé si Gaby Vergara o Andrés Palacios se encuentres saltando de un pie por estar en Televisa. De la primera solo hay un cambio de casa pero el personaje sigue cojeando de la exuberancia y la ambición desmedida eso si se nota que la actriz tiene que pagar derecho de piso. Mientras que Andes Palacios es un galán a medias, es otro que no luce tan cómodo como parece y se tiene que defender con argumentos aunque en el primer capítulo lo más vistoso fue su “perfil”. Para ser una pareja madura (el con hijos) la quimica tiene que ir mas allá de las sonrisas nerviosas.

Por lo demás ni fu ni fa, ni resta ni suma. Cesar Évora como padre dictador, machista y prepotente o Vicky Ruffo como la nana con derechos, los dos son solo aportan sus nombres y trayectoria a la hora de los créditos de inicio (y una legión de fans en el twitter seguramente). Y la última pregunta ¿A qué viene esa voz en off de Vicky Ruffo?¿Es necesario?¿Actuó?¿Ya no estamos hartos de la letanía por el heredero varón?¿Y lo mejor? Quizás los caballos.

miércoles, 11 de mayo de 2016

0

TELESERIE “YAGO” (TELEVISA 2016) – CRITICA. Producción fallida

Yago es la segunda producción exclusiva de Televisa para la señal de Univisión y como tal está cuidado para el gusto del televidente hispano en los estados unidos. Con un trato mucho más especial que cualquier producción de televisa para México Yago se improvisa como un producto entre la línea de los que están acostumbrados a ver un capítulo del “Señor de los cielos” y juzgan la calidad según las marcas de coches que aparezcan y las ocasionales explosiones.

El primer capítulo fue un vaivén de pocas emociones en donde se trata de encajar todas las piezas lo más rápido que se puede y sobretodo de identificarnos con los personajes, ninguno nada fuera de lo común. Yago me termina decepcionando al igual que en su momento Ezel, porque pareciera que tanto la turca como la mexicana se inclinan por llenar la pantalla con actores que se verían mejor en un comercial de perfumes.

Y es que la producción de Carmen Armendáriz no luce por un guion ágil, la trama es sencilla y la base es recontra manoseada. La historia del conde de Montecristo es la historia de la vendetta personal, de la traición tantas veces usada en las telenovelas desde las versiones más americanizadas como “Revenge” o atelenoveladas como “Av.Brasil” el traicionado es un modelo tan cliché como efectivo, y sobre todo practico a la hora de desarrollar los personajes que giran alrededor de la venganza.  

Lamentablemente el inicio de Yago procuro más poner esfuerzo en las tomas aéreas y que la primer imagen sea un helicóptero sobrevolando el mar como si fuera suficiente para marcar distancia con el paupérrimo nivel de Televisa actualmente. Para que inmediatamente apareciera Iván Sánchez montado a toda velocidad, con lentes de sol y soplándole el viento digna presentación de cualquier comercial del auto de ultimo modelo.  Por lo tanto Iván Sánchez quizás pueda lucir desde ese aspecto pero luego cuando tiene que interactuar no creo que de más de lo que dio en Lo Imperdonable. Después llegaron las actuaciones de Gabriela de la Garza, Flavio Medina, Pablo Valentín y un etc, todos caracterizados, cumpliendo el rol y haciendo su trabajo.

A diferencia de la original turca la producción de Carmen Armendáriz termina pintando por los dos capítulos que he visto como un producto mucho más concentrado donde se caracterizó por la desatinada forma de narrar la historia, usando el recurso del flashback constante he interrumpidamente. Además de que la producción está grabada en locaciones todavía los escenarios no están totalmente comprometidos con la historia que quieren venderme, mientras que esa fotografía insisto es la de una producción de narconovela de Telemundo (“Los miserables”). Después de todo Yago perfectamente podría ser considerada la contraversion de “La reina de sur” porque esta no era otra cosa que la versión cocainómana del Conde de Montecristo.  



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog