miércoles, 28 de diciembre de 2016

0

ADIÓS 2016: LO QUE LAS TELENOVELAS SE LLEVO


Cuantas cosas han pasado este 2016 que sería imposible resumirlo todo en una sola entrada, pero al menos vale el intento y a continuación un breve resumen de lo que Las telenovelas se llevó, ya con esto solo me falta los próximos estrenos del año  para cerrar el año. Obviamente como este blog es personal y critica sobre todo lo que he visto la mayoría de nombres se repetirán en más de una ocasión lo mismo que las telenovelas. No he querido obviar las producciones nacionales y por ahí hay alguna mención, mientras que en esta lista quedara bien clara mi opinión de los estrenos de este año; por último, aprovecho para agradecer por el primer año del blog el cual los invito a entrar al siguiente enlace donde comente mis experiencias desde que inicie y las expectativas para el próximo año que está a la vuelta de la esquina.

LA TELENOVELA: PUENTES DE AMOR. La primera telenovela filipina emitida en el Perú y Latinoamérica. Historia del eterno triángulo amoroso que enfrenta a dos hermanos por una misma mujer. Producción moderada, bien sostenida, interesante, que, a pesar de lo “gris” de la protagonista, los buenos protagónicos de Jericho Rosales y Paulo Avelino compensaron la telenovela. Demostrando que el final de la clásica boda aun funciona como cierre, solo, cuando la historia previa es buena.

EL ACTOR: JERICHO ROSALES en “Puentes de Amor”. Un actor sin poses, el personaje acompaño las mejores escenas e hizo suyos los momentos más románticos de la telenovela. Junto con una gran química con el resto del elenco. Gran descubrimiento internacional.

LA ACTRIZ: MALU MADER en “Fuerzadel deseo”. Fuerza interpretativa sumado a la belleza de la actriz que resalto por la caracterización del personaje.

LA PAREJA: Gael y Mía de “Puentes de Amor”. Aunque su amor termino frustrado logro mantener la tensión romántica hasta buena parte de la telenovela.

LA DIOSA: Angelique Boyer en “Tres veces Ana”. Imposible no mencionarla en un resumen de fin de año. Esta oportunidad la tuvimos (y gozamos) por partida triple. Hace mucho que se consolido como actriz y en esta telenovela lo sigue confirmando.

LA VIEJA BRUJA: Nathalia Thimber en “Fuerza del deseo”. Por más ganas de ahorcarla por todas sus intrigas terminas adorándola por sus maldades maquiavélicas. Ella hizo la telenovela.

LA SEÑORA: Maria Sorte en “Misegunda Madre”. Un papel que exploto su oficio como la buena actriz que es y ojala algún día regrese.

LA TREPADORA: Ilse Salas en “El hotel de los Secretos”. La ambición la llevo a vender a  uno de sus hijos. Típico personaje malicioso que no tiene techo.

EL SEÑORON: Reginaldo Faria en “Fuerza del deseo”. Presencia escénica a más no poder.

LA SONRISA: La abogada de “Puentes de Amor”. Era la simpatía andando.

EL HIPOCONDRIACO: Paulo Betti en “Fuerza del deseo“.

EL PRIMER ACTOR: Luis Couturier. Como los buenos actores solo se dedicó actuar.

LA PRIMERA ACTRIZ: Daniela Romo. La contraparte de Luis Couturier, además de que mantuvo un tono más moderado que su compañera de elenco (y generacional) Diana Bracho.

LA ENTRADA: Liberdade, liberdade, abra as asas sobre nós de “Lado a Lado”, los brasileños casi nunca fallan y menos cuando hacen telenovelas de época.

LA INCIDENTAL: “Las tierras del Barón” de “Fuerza del deseo”, música para mis oídos.

LA NIÑA POPIS: Sofía Castro, con cada papel que interpreta debe agradecer ser hija de un productor y rezar para que el talento de la madre algún día aparezca.

EL METICHE: Juan Osorio. Fue por lana y salió trasquilado o mejor dicho trasquilo a su protagonista, Betty Monroe. Una lección de que si eres productor no quieras ser escritor.

LA WTF: Las telenovelas de “Del barrio Producciones”. Las dos que se estrenaron este año siguen teniendo el cartón de “La reina de las carretillas” y el argumento de “Mi amor el wachiman”.

LA TERCA: Michelle Alexander. Sus telenovelas son una mierda.

LA SACRIFICADA: Betty Monroe en “Sueño de Amor”. A veces la desesperación hace tomar malas decisiones. Al final terminó perdiendo el pelo, el protagónico y, lo peor, la dignidad como profesional.

LA USURPADORA: Marjorie de Sousa. Le robo el protagónico a Betty Monroe, incluso, siendo mala actriz. Cosas que solo pasan en Televisa.

LA ESCENA: “SE ROBO MI VIDA”. El viejo abuelo, enfermo del corazón, cae al suelo de un empujón y muere en el acto. Entre rayos y centellas es enterrado en la casa de su nieta sin confesarle la verdad. Escena de culebrón cien por ciento.

LA PEOR ESCENA: El primer congosto de los protagonistas de “BRUSKO”. Hasta dos piedras tendrían más pasión en comparación.            

LA INNECESARIA: el remake de “Simplemente María”. Además de dar de tragar a todo un elenco, no aporto nada.

EL CHIRRIANTE: Jesús Ochoa en “El hotel de los Secretos”. Ya no se le puede tomar en serio.

LA SORPRESA: Thelma Madrigal en “Corazón que Miente”. Nunca ha sido de mis favoritas pero esta ocasión demostró que es actriz. Además que me gusto su “look”.

EL REMAKE: “CORAZON QUE MIENTE”. Mapat viene realizando producciones mediocres pero esta vez le salió lo más decente de la primera mitad de año de Televisa. Y lo más importante es que nunca dejo de ser telenovela.

LA TURCA: “Rosa Negra”. Culebrón como pocos, en un horario vespertino logro  mantener su público enganchado hasta el final, larga y, aun así, nunca perdió el ritmo.

El mejor doblaje: La turca "El precio del amor".

El peor doblaje: La turca "Elif".

LA QUIERO PERO NO PUEDO: “El hotel de los Secretos”. Lamentablemente, no me convenció; con protagónicos flojos, secundarios irregulares y sobre todo una puesta en escena pobre. Una pena porque fue lo único actual de televisa que vi este año.

LA PALOMA: “BRUSKO”. Al igual que en Chile paso sin pena ni gloria, los del cuatro la arrinconaron pasada la medianoche y solo siguió bajando de rating.

EL ESTRENO: La turca “Se robó mi vida”. Ligera en su trama e interesante en su desarrollo. A pesar de que una de las protagonistas parece más tuneada de lo conveniente.

EL PEOR ESTRENO: La colombiana “SIN SENOS SI HAY PARAISO”. Nunca en una telenovela las siliconas fueron tan importantes como en esta porquería.

EL REGRESO: Lisset Morelos en “Uncamino hacia el destino”. Lo hizo bien.

EL DEBUT: Irina Baeva. La chica es guapa y supo aprovecharlo. ¿Talento?...

EL MAL DEBUT: Maju Mantilla, como actriz es buena conductora de tv.

LA PEOR VESTIDA: Angelique Boyer en su personaje de Ana Leticia en "Tres Veces Ana"

LA MAL VESTIDA: La Mamacha en la telenovela "Mis tres Marias". Un horror.

LOS QUE TUVIERON MEJORES EPOCAS: Los actores Rubén Rojo y Alejandro Tommasi.

LOS QUE NO CAMBIAN, NI CAMBIARAN: Jorge Poza, Diana Bracho y Dominika Paleta en “El hotel de los Secretos”. El primero, insoportable en sus poses; la segunda, siempre de malas; mientras que la última, tan histérica que parecía mala actriz. ¿Hasta cuándo los voy a ver en los mismos papeles?

LAS CHICAS SELFIE: Las tres protagonistas de “Las Amazonas”. Tan falsas en sus actuaciones como cuando montaban a caballo.

LAS BUENAS QUINCERAÑERAS: Anahí y Ana Lawyeska en "Primer amor".

LAS MALAS QUINCEAÑERAS: Las protagonistas de ”Ven, baila quinceañera”. Una porquería de inicio a fin, propio de quienes hacen “Esto es guerra”.

LOS QUE YA NO SE ACUERDAN QUE SON ACTORES: Ismael LaRosa, Virna Flores, Roxana Fernandez Maldonado y Bernie Paz. Una pena. Los tres en los noventa eran producto de exportación pero, lamentablemente, las televisoras extranjeras prescindieron de ellos. Ahora, prácticamente, se recursean en la tv nacional o se conforman con cualquier papel que caiga del cielo.

EL (AUTO)RETIRADO: Cristian Meier. Por ahí escuche que ya no quiere hacer más telenovelas. Yo creo que desde su paso por Televisa son las telenovelas las que no quieren tenerlo a él, al menos de protagonista.

jueves, 22 de diciembre de 2016

0

TELESERIE "EL PRECIO DEL AMOR'' (Gold Film 2013) - CRITICA. Se ve bien


Finalmente no fue el lunes, ni a las 8:30 de la noche; sino un martes, a las 5 de la tarde. Con la protagonista de Feriha, mejor porque decir Hazal Kaya, el nombre de pila de la actriz, nos sonaría extrañísimo. Y si hablamos de un gancho publicitario es la comparación al dilema moral de la protagonista de “Las mil y una noches” y ver ese otro lado de una mujer que sacrifico (su cuerpo) por amor a su hijo.

Mérito de Latina estrenar una producción que técnicamente no tiene nada reprochable, al contrario pocas veces vemos esos fondos tan azulísimos en el cielo turco. Es una producción actual, que al contrario de ''Elif'' no luce acartonada ni con colores tan gastados. Las tomas aéreas son maravillosas, se luce esas locaciones como el campo de golf, mientras que vemos un par de recorridos efectivos por lo que supongo serán interiores, y si no, ¡no quiero imaginar lo que cuesta esta producción!. En resumen: es una producción de prime time.

Pero también es una producción de temática juvenil, y se nota en la presentación de los protagónicos. La barba del galán lo traiciona pronto, y el amor al primer choque con la ''chica buena'' esta no dejara de pensar en él. Pff. La historia tiembla un poco por el lado del culebrón, lo digo porque lo de una mujer (turca o no) ambiciosa lo hemos visto siempre, trillado a estas alturas y más cuando una hora después con ''Se robó mi vida'' vemos una premisa más o menos parecido, o al menos es el dinero y la clase social, otra vez, la mayor diferencia entre los personajes. Pero claro siempre reconoceré que al igual que en "Feriha" las telenovelas turcas de este tipo siempre saben sostener el hilo lo máximo posible para que no termine rompiendose con el publico que las sigue.

Por eso puede que la enfermedad sea un recurso cliché, propio de aquellos personajes dibujados con ''villagonicos'' que no pueden ser ambiciosos porque si, sino porque se ''justifica'' de alguna manera u otra. Siempre habrá una línea de guion que desvela la naturaleza de la protagonista, y aquí aparece cuando le reclama al novio por su conformismo. El triángulo lo completa Selenia, la chica rica... y enferma, y es ahí cuando se vuelve un culebrón cien por cien. Y además, puede ser más interesante ver a un hombre manipulado por la ambición de la novia, a ver una mujer tipo ''Teresa''.

 p.d. ¿qué tan facil es ser profesor de natación en un exclusivo club, o en Turquía basta con andar en moto y tener barba?

sábado, 10 de diciembre de 2016

6

TELESERIE ''VBQ Todo por la fama'' (ProTV y América Producciones 2016) - CRITICA. La rosa de Guadalupe


Con el éxito del verano pasado, la confirmación de la segunda temporada de la serie en formato teleserie por temporadas no tendría que ser sorpresa. Siendo la misma casa televisiva de bodrios del tipo “Mi amor el wachiman”, el horario de las ocho de la noche se acomoda para los planes del canal de Santa Beatriz de cara a lo que será el próximo año ahora que termino “Al fondo hay Sitio”. Si por rating nos dejamos llevar la telenovela se encamina en automático, casi como cualquier capítulo de La rosa de Guadalupe.

“VBQ, Todo por la fama” es más de lo mismo, o para el caso peor. Las actuaciones juveniles sigue cayéndose por verdes, lo más criticable es que el rumbo del guion encasilla a cada una en conflictos vacíos y superficiales. Chequemos lo que les pasa en esta temporada: 

- La rica, fugada con el chico pobre, tendrá que pasar penurias económicas del tipo vender cebiche en la playa.  Si bien es cierto es un conflicto puramente romántico, la pareja se idealiza de una manera tan cursi que da asco. Si nos fijamos el conflicto es el mismo de la pareja Fernanda y Joel en Al fondo hay sitio siete años antes, y que se repite en las tardes en el mismo canal.

- La otra chica descubre que su violador es hermano de su enamorado, las escenas solo atinan a sobre cargarla y que la constante sea la amenaza. La idea no es mala, lamentablemente la ejecución no convence porque es más creíble decir la verdad a aguantar tremendo tormento. Claro que dentro de la ficción tiene que funcionar para tener una víctima, y a la vez un villano. 

- Por último, la pobre y a la vez chica negra, será la más maltratada de la historia y ahora esta invalida... por una caída de escaleras. Es curioso que mientras la familia rica se jala de los pelos por la fuga de la hija, en la familia pobre no genere mayor discusión. 

Lo malo de la ficción, aparte de su acartonamiento, es lo pobre que se siente argumentalmente, como si mamaran de los capítulos de La rosa de Guadalupe los escritores en la primera temporada apelaron a que la fiesta de quinceaños sea una meta para tres jóvenes. Las tres son estereotipos y ninguna tiene un conflicto fuera del que se espera o el mismo que hayamos visto desde quinceañera de televisa o los que vemos constantemente en el unitario mexicano, de ahí el recurso de la violación o del mecánico que por poco y le ponen "Pancho". Esta temporada la invalidez de una quinceañera bien podría ser la herencia que dejo "Maria la del barrio" con la mítica, y maldita,... lisiada.

Si viéramos mas allá, la telenovela en su primera temporada no alcanza otro ángulo como el esfuerzo personal o siquiera aspiracional, sino nos llena de madres que falsean documentos, otras que viven en el siglo pasado o por ultimo un realitie, tan de moda en estos tiempos.

La continuación no dista mucho. Sería más práctico pensar que las quinceañeras pasaran por problemas adolescentes como la identidad sexual, conflictos raciales y/o sociales o eventos modernos como la amenaza de las redes sociales y los contenidos virales, temas que me hagan pensar que estamos en otro momento y en donde la televisión ya no puede ser como un capitulo de la rosa de Guadalupe con paraliticas y conflictos amorosos de clases sociales.  

martes, 6 de diciembre de 2016

3

TELENOVELA ''LA DOÑA'' (Arcos Comunicaciones 2016) - CRITICA. Enajenada


Si hay mérito de llevar el texto de Rómulo Gallegos a la pantalla chica es que se puede desarrollar, y a la vez hacer creíble, dentro de ese ruralismo donde se mueven sus personajes. Por ejemplo con el caso de la brujería, o el propio mito de "La doña". entonces, mudarlos del campo a la ciudad donde la urbe de la ciudad mexicana se introduce a punta de edificios y construcciones y en donde Aracely Arambula, ''La Doña'', mira desde lo más alto y apunta directamente a la vecindad que quiere derrumbar es un what the fuck desde el inicio.

Lo que iremos viendo es una producción de Telemundo cien por cien. Esta vez no se trata de Edith González, sino Aracely Arambula. No hay caballos ni baños en el rió, pero la presentación de la actriz basta y sobra para darnos cuenta que tamaño escote no es gratuito, es más, hasta me atrevería a decir que por la interpretación Aracely Arambula se cree mejor actriz por llevar escote y hacerse respetar a la vez. Claro que para ser la dueña de una empresa tendría que empezar a vestir mejor ¿o no?.

Otro cliché será el desarrollo del sexo desde el arranque, y es que la responsable del estereotipo ''latino'' en estados unidos, hará que dos de sus personajes se vayan desvistiendo lo que terminara en una escena de cama como otras tantas veces hemos visto. Y si de escenas hablamos, ninguna como la referencia sadomasoquista de la personalidad de ''la doña''. Lo más resaltante de estas secuencias es que se nos muestran paralelas. Y si algo llama la atención es la posición dominante y la frigidez de ''la dona''. De ahí también sacamos el ''¿ya terminaste?'', una línea sencilla pero que nunca se escucha en telenovelas teniendo en cuenta a lo que se refiere.

Argos pone esfuerzo en las escenas finales donde se celebra la presentación del marido de la dona. El ambiente es magnífico y esta vez el vestuario de la dona no desentona. Todo lo contrario a la vecindad como locación alternativa que es la de ''así en el barrio como en el cielo''. Mientras es curioso ver cómo, en La Candidata, Rafael Sánchez Navarro es un señor gobernador mientras aquí se conforma como dueño de vecindad. Telemundo siempre venderá esa lucha idealista entre pobre y rico, y aquí no es la excepción.

El tema de la violación es confuso, entendemos el odio a los hombres por esa razón, pero a la vez ''la dona'' usa el sexo como arma de dominio femenino. Entonces más que un personaje femenino inteligente ''la doña'' de Aracely Arambula no deja de ser otra protagonista de Telemundo sexista que necesita mostrar la espalda desnuda y que necesita un hombre que la domine. Tanto así que el dialogo final, y por ende, el slogan de la telenovela podría ser cuando alecciona a la sobrina de como son los hombres ''a los hombres tienes que usarlos, sino serán ellos los que te usen''. Yo digo que se ve demasiado enajenada.

viernes, 2 de diciembre de 2016

6

TELESERIE ''LA VIDA AMARGA'' (Sinegraf 2005). Tan pobres que toman sopa de frejoles


Debe ser difícil para américa tv bajar dos puntos de rating y morir de la vergüenza a tal punto de reprogramar todos tus horarios. Claro dices que tu programa de espectáculos entra en reestructuración, aunque la verdad es que las regias de Maju mantilla y Sofía franco no pudieron con los carroñeros de amor amor amor, y al final el próximo año vuelves con otro nombre pero con el mismo formato o sea la misma chola solo con distinta pollera, mientras colocas una telenovela turca en reemplazo a ver qué pasa. Con estos antecedentes interrumpe la vida amarga, otra de las tantas turcas que con regular promoción, - ya sabemos, de ante mano, que se tratara de una muchacha que pierde su virginidad y se avergüenza tapándose con la sabana blanquísima de hostal de lujo-, tratara de hacerles olvidar el fracaso de este año. 

Como buena telenovela nos pone en situación tratando de dibujar a los personajes y su forma de vida. Lo importante es conocer a las dos familias, porque en las turcas siempre serán dos, una rica y otra pobre, tanto que le hacen fuchi a la sopa de frejoles que sirven en la mesa. Una vez conocida la situación económica la telenovela va fluyendo como de costumbre; encontramos a la protagonista, una inconforme con la vida; por el otro lado, el protagonista es un don juan turco; el tercero, será el novio de la protagonista que no le alcanza los centavos tanto que llevara a la novia a vivir en lo más parecido a una quinta del centro de lima. Por lo demás están los padres, hermanos y etc. los ricos son superficiales y los pobres pasan las de caín con el padre cotoso y una madre que casi, casi le insinúa a la hija que se prostituya para que no termine como ella. ¡Por Ala!

El manual de las telenovelas turcas indica que los diálogos siempre se dejaran llevar por frases como ''como me gustaría ser bonita para conseguir un novio'' o ''que culpa tengo si las mujeres se me ofrecen'' o "no esta mal, tiene una belleza exotica...". Los turcos tienen la cualidad de crear un buen primer encuentro, sin miradas largas ni situaciones forzosas. Mientras en las escenas no puede faltar las tomas continuas en primer plano al rostro de los protagónicos una y otra vez mientras escuchamos alguna partitura estridente de fondo y que nos indica cierta tensión en una escena clave. En este caso se usara el recurso, el cual me gusta, cuando el novio descubre bajando del coche de su jefe a la protagonista, y nosotros vemos como se desangra la mano al apretar una rosa blanca con espinas. Que dramatismo...!

El mensaje de la telenovela está escondido en los gestos machistas del novio de la protagonista algo parecido al Mustafa de ¿qué culpa tiene Fatmagul?. La propia telenovela conserva un ritmo regular, aunque la premisa es forzada se ve mejor que Gumus, pero no tan actual como los estrenos turcos de latina que emite por las noches. La protagonista es delicada, conserva el virtuosismo, y a la vez, tiene ambiciones. El triángulo es más parecido al de la Teresa mexicana que al que vimos en Amor Prohibido. Por lo que se ve no llegara a límites extremos como Sila, y el encuentro ''casual'' es más parecido al que vimos en Brusko. Si algo chirria es lo de siempre con el doblaje de la protagonista con esa voz tan ¿"turca"?. El romance no tiene nada que ver con el de Las mil y una noches y sobre todo hay un tono machista en la telenovela que no se puede negar, que ya sea por rechazo social o religión arcaica el tema de la virginidad somete a la protagonista a una vida amarga, o quizás no.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog