lunes, 6 de marzo de 2017

Pin It

Widgets

0

TELENOVELA ''LA ESCLAVA MADRE'' (REDE RECORD 2016) - CRITICA. La negra oreo


El primer fracaso del año de Latina. La vendieron como la producción hecha por los mismos creadores de Moisés y los diez mandamientos (que tampoco es que la esté reventando en rating). La programaron después del estreno de amor amor amor (que comenzó de bajón). Antes habían pasado el remake con mejor suerte por las mañanas cuando eran frecuencia latina. Ahora no le tuvieron paciencia, hizo 3 puntos al segundo capítulo, y al tercer día la levantaran de la programación. La verdad que los de Latina parecen negreros.

Uno, de los varios problemas que tenía esta telenovela, es la de la mayoría de producciones de negros esclavos y amos blancos que se ven en las producciones brasileñas. Para los intereses de la propia telenovela la historia arranca en alguna tribu del África. La primera presentación es la de la madre de la futura madre de la que será Isaura. La premisa nos lleva a conocer la forma en como fue engendrada, en el barco y por una violación. El negrero es un hombre blanco que trafica con negros y, como no, es muy malo.

A partir de ahí la telenovela se vuelve más cuadrada aun. Mientras va trascurriendo los minutos vamos conociendo los personajes de la historia de una manera típica. La protagonista conoce al galán en el rio. La familia del villano está en decadencia económica. El padre hacendado enfermo solo busca casar a las hijas. Juliana es atrapada por el villano y el protagonista le dice que la suelte. Final del primer capítulo.

Lo malo de la precuela es que repite no solo la fórmula de la telenovela clásica brasileña, con las mismas inquietudes de la sociedad de la época (el periódico y las ideas liberales, por ejemplo), y con los mismos conflictos sociales como el matrimonio arreglado, o el abuso que sufrían los negros esclavos. Lo peor es que la telenovela es una historia que apunta hacia un solo objetivo: el nacimiento de Isaura. Y para eso, el culebrón pone énfasis en una sola línea que repite la protagonista ''nunca me tocara un hombre blanco''. Mientras que vemos como cuelgan a un negro esclavo; Juliana crece esclava, pero sana; se pasea a sus anchas, tiene tiempo de ir al rio, y es la best friend de una de las hijas del patrón. En resumidas Juliana es la típica negra oreo de las telenovelas brasileñas, “negras por fuera, blancas por dentro”. Entonces pena es lo ultimo que le tenemos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog