Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Silvana Arias (@SilvanaArias), actriz peruana que triunfa en el extranjero

A pesar de que para la mayoría de peruanos su nombre no sea tan reconocido como la de otros actores, la actriz Silvana Arias lleva mas de quince años actuando en el extranjero en reconocidas producciones de las dos cadenas latinas mas importantes de los Estados Unidos. Ademas, es una de las pocas actrices que a dado el salto de las novelas latinas a las americanas convirtiéndose así en una versátil profesional que aparte de actuar tiene otras experiencias detras de cámaras. En esta ocasión, y agradeciéndole de todo corazón, tuvo la cortesía de compartir algunos detalles de sus inicios en la actuación en las novelas nacionales de la epoca, su etapa internacional y pequeños datos de ella misma. A continuación la entrevista a Silvana Arias. 
ACERCA DE USTED Y PRINCIPIOS COMO ACTRIZ
          Si le preguntara por un libro, una canción y una película, ¿cuáles serían y porque?
⎯          De libros, creo que el que me marcó de pequeña fue El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.  Siempre tuve…

TELESERIE ''KARADAYI'' (Ay Yapım 2012) - CRITICA. Una producción de prime time que no está en prime time

Miradas (turcas) que matan
A diferencia de Gumus, la nueva teleserie que ocupa su horario no se ve ni vieja, ni acartonada. La  imagen es impecable, no le envidia nada a la mejor telenovela de la rede globo. Tiene buen ritmo. Se ve que está pensada como una producción más seriada que atelenovelada. Si hay recortes, se disimulan lo suficiente entre secuencia y secuencia, para no perder al televidente. Las actuaciones están bien. Los protagonistas tienen presencia, especialmente el protagonista. Existe un triángulo amoroso más típico de lo aparente. Lo más importante es que el centro de la historia no es completamente amoroso, sino casi policiaco. Si tiene algún defectillo seria la cárcel que luce tan cómoda y espaciosa. Después es una producción de prime time... que no está en prime time.

Lo  que más se puede juzgar de Karadayi es a la vez una de sus mejores armas, el guion. La teleserie parte de un hecho fortuito que encierra al padre del protagonista en la cárcel. Obviamente, por un crimen que no cometió. Otra vez, el actor tendrá que hacerse pasar por otra persona, aunque sin cambio de rostro como en Ezel. Al parecer en Turquía los tópicos también funcionan. Así tenemos a la novia como la inconforme de la vida que quiere más de lo que tiene. Algo parecido pasaba en La vida amarga, teleserie turca que el cuatro cancelo después de un par de capítulos, protagonizada por el mismo actor. Podríamos mencionar a la antagonista de Se robó mi vida, o la misma Feriha. En cuento a la participación de Bergüzar Korel, la Sherezade de Las mil y una noches, su personaje en los primeros dos capítulos se siente tibio. Las escenas solo atinan a resaltar su nobleza. Es rica, pero trabaja para ella. Tiene un padre con influencias, pero no ayuda al hermano. Eso sí, a la actriz le sienta bien ese look tan formal, siempre de traje y con el pelo recogido.

La teleserie está ambientada en los años setenta. Se trata de darle el mayor realismo posible con la calle donde vive el protagonista. Se da cierta importancia al canillita que grita las noticias del periódico. Él nos cuenta los hechos. Se ven ciertos detalles como la radio. La teleserie mete a sus personajes en un mismo nivel donde se mezclan gente mafiosa, delincuentes de cuello blanco, fiscales, y gente más común. El primer capitulo tienen una escena de violencia sugerida. Uno de los villanos tiene la manía con acomodarse el pelo. La dirección de cámara apunta a pequeños close up, que resaltan las miradas. Eso es muy turco. Así como la importancia del patriarcado. O esas cenas en la mesa. Ahí es más turca. Como siempre confunden cuando se familiarizan por ser familia política. Todas se llaman hermanas, o la  suegra pasa a ser la madre.

Turquía ahora, y antes, vive atrapada en sus propias costumbres, o al menos eso nos enseñan sus teleseries que aquí se venden como telenovelas. Por eso un dialogo entre hermana y hermano parecieran adquirir otro sentido. La forma en como las mujeres están en la cocina, o en cómo se les manda a servir. Lo mismo pasa cuando se habla del matrimonio, él le dice a la hermana que se casa porque su padre la adopto y ahora a él le toca la responsabilidad. Cosas de turcos. Para cerrar la idea del porque el guion falla en cierto modo, los protagonistas son de distintas clases sociales y el guion no hace otra cosa que ver los dos puntos de vistas diferentes. Y eso, no es original.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog