Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Silvana Arias (@SilvanaArias), actriz peruana que triunfa en el extranjero

A pesar de que para la mayoría de peruanos su nombre no sea tan reconocido como la de otros actores, la actriz Silvana Arias lleva mas de quince años actuando en el extranjero en reconocidas producciones de las dos cadenas latinas mas importantes de los Estados Unidos. Ademas, es una de las pocas actrices que a dado el salto de las novelas latinas a las americanas convirtiéndose así en una versátil profesional que aparte de actuar tiene otras experiencias detras de cámaras. En esta ocasión, y agradeciéndole de todo corazón, tuvo la cortesía de compartir algunos detalles de sus inicios en la actuación en las novelas nacionales de la epoca, su etapa internacional y pequeños datos de ella misma. A continuación la entrevista a Silvana Arias. 
ACERCA DE USTED Y PRINCIPIOS COMO ACTRIZ
          Si le preguntara por un libro, una canción y una película, ¿cuáles serían y porque?
⎯          De libros, creo que el que me marcó de pequeña fue El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.  Siempre tuve…

TELENOVELA ''CAÑAVERAL DE PASIONES'' (TELEVISA 1996) - CRITICA. Mas ''suave'' que su remake


Sorprende la forma en como está hecha Cañaveral de Pasiones para tratarse de una telenovela de la época y, sobre todo, de televisa. Por ahí ves una buena dirección de cámaras. Las locaciones están bien escogidas. Tienen un ambiente regular. La escenografía no se ve tan acartonada. Las actuaciones iniciales están muy bien. El elenco infantil no lo hace mal. Diálogos con cierto peso. Escenas repetidas (la esposa celosa), pero bien interpretadas. Una música incidental que se repite, pero muy potente como  tema de intriga. La verdad que es una muy buena telenovela.

Cierto que la última versión es un calco toma por toma desde el inicio. Ya desde el principio vemos el ''misterio'' de la amante del padre del protagonista enfocando sus pies. En esta versión interpretada por Azela Robinson, repitiendo un Cesar Évora veinte años menor.

La Azela Robinson de la época era una mujer bastante exuberante así que a la actriz solo le basta actuar naturalmente en un papel que le venía muy bien. Por el otro lado esta Angélica Aragón quien es la que se come la cámara con su interpretación. Se ve que es una actriz hecha en el teatro. Todas las escenas del personaje, desde el inicio,  no dejan de estar con un ímpetu muy teatralizado tanto que le pides que se calme un poquito. Claro, el marido la engaña, y, quizás, le sirvió como calentamiento para el que sería su papel más recordado en telenovela (''Mirada deMujer'').

Después no hay mucho que resaltar de la repetición de Cañaveral de Pasiones. Las actuaciones de Daniela Castro, Gattorno o Juan Soler no creen que sean muy distintas a las que hicieron después. Lo de los baños en el rió es más que obvio.

El tema está en que en esta telenovela puedes ver cómo se trabajan las telenovelas, y como, voluntariamente o no, se reciclan ideas. Primero la telenovela se centra en una gran Mentira. El matrimonio Zurita- Bach, los productores, repetirían una versión llevada a la ciudad y una calle ficticia de las novias el tema principal de la telenovela. Después tenemos a Ernesto Alonso que no tenía un cañaveral, pero si un laberinto... de pasiones. Las hermanas envidiosas, o las tías que se vuelven madrastras no es original, desde Cadenas de Amargura, con propio remake, hasta la última, y muy buena, El color de la pasión. Y por último, si no tuviera remake no sería telenovela de televisa, en esta ocasión, Angelli Nesma, hizo una versión hace unos cuantos años, en comparación la original es mucho más suave. Por eso me gusta menos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog