viernes, 12 de mayo de 2017

Pin It

Widgets

0

TELENOVELA ''CAÑAVERAL DE PASIONES'' (TELEVISA 1996) - CRITICA. Mas ''suave'' que su remake


Sorprende la forma en como está hecha Cañaveral de Pasiones para tratarse de una telenovela de la época y, sobre todo, de televisa. Por ahí ves una buena dirección de cámaras. Las locaciones están bien escogidas. Tienen un ambiente regular. La escenografía no se ve tan acartonada. Las actuaciones iniciales están muy bien. El elenco infantil no lo hace mal. Diálogos con cierto peso. Escenas repetidas (la esposa celosa), pero bien interpretadas. Una música incidental que se repite, pero muy potente como  tema de intriga. La verdad que es una muy buena telenovela.

Cierto que la última versión es un calco toma por toma desde el inicio. Ya desde el principio vemos el ''misterio'' de la amante del padre del protagonista enfocando sus pies. En esta versión interpretada por Azela Robinson, repitiendo un Cesar Évora veinte años menor.

La Azela Robinson de la época era una mujer bastante exuberante así que a la actriz solo le basta actuar naturalmente en un papel que le venía muy bien. Por el otro lado esta Angélica Aragón quien es la que se come la cámara con su interpretación. Se ve que es una actriz hecha en el teatro. Todas las escenas del personaje, desde el inicio,  no dejan de estar con un ímpetu muy teatralizado tanto que le pides que se calme un poquito. Claro, el marido la engaña, y, quizás, le sirvió como calentamiento para el que sería su papel más recordado en telenovela (''Mirada deMujer'').

Después no hay mucho que resaltar de la repetición de Cañaveral de Pasiones. Las actuaciones de Daniela Castro, Gattorno o Juan Soler no creen que sean muy distintas a las que hicieron después. Lo de los baños en el rió es más que obvio.

El tema está en que en esta telenovela puedes ver cómo se trabajan las telenovelas, y como, voluntariamente o no, se reciclan ideas. Primero la telenovela se centra en una gran Mentira. El matrimonio Zurita- Bach, los productores, repetirían una versión llevada a la ciudad y una calle ficticia de las novias el tema principal de la telenovela. Después tenemos a Ernesto Alonso que no tenía un cañaveral, pero si un laberinto... de pasiones. Las hermanas envidiosas, o las tías que se vuelven madrastras no es original, desde Cadenas de Amargura, con propio remake, hasta la última, y muy buena, El color de la pasión. Y por último, si no tuviera remake no sería telenovela de televisa, en esta ocasión, Angelli Nesma, hizo una versión hace unos cuantos años, en comparación la original es mucho más suave. Por eso me gusta menos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog