lunes, 8 de mayo de 2017

Pin It

Widgets

0

TELENOVELA ''TODO SOBRE EVA'' (MBC 2000) - CRITICA. La primera telenovela coreana en el Perú


A finales de los noventa canal 7, televisión nacional del Perú o TV Perú ahora, estrenaba las primeras telenovelas made in corea. No llegaron a ser el fenomeno televisivo a nivel de las telenovelas turcas de hace un par de años, pero el hecho de que todavía se siga emitiendo, ahora en canal 5, dice que hay un público fiel al género más de nicho a mi modo de ver.

Ahora, comparando, las telenovelas coreanas, o dramas como se les conoce, son de tonos más juveniles a veces más edulcorados o de cuento, por el cable puedes ver mucho más de esto. Las producciones que trae el 5 son bastante cortitas, como el formato lo permite vemos una mezcla de subgéneros, y no sé si es una mala impresión porque cada vez que hago zapping veo que las telenovelas protagonizadas por idols son de mejor factura que las que tienen un drama más adulto cuyas escenografías son para morirse (“Las dos madres”).

Es obvio que para los fans este tipo de producciones se explotan mejor con los idols andróginos de fábrica. Para aquellas, y aquellos, que les guste el estereotipo asiático. Por eso Boys over flowers, Escalera al cielo o Mi adorable San Son terminen siendo títulos más representativos que Todo sobre Eva, la primera telenovela coreana que se estrenó en el Perú.

A favor de TODO SOBRE EVA, como la recuerdo desde la primera y única vez que la vi, es que su polígono amoroso es bastante adulto y reconocible a nivel físico. Lo curioso es que como estamos hablando de una ficción del otro lado del mundo no parece tan distinta a lo que consumimos. Tenemos a la protagonista cliché del tipo buena. La villana trepadora que guarda un secreto. El novio traidor. Y el protagonista dueño del canal. Puede sonar a  Rubí, pero no. El estereotipo, coreano o no, es más o menos el mismo. La villana es más atractiva que la protagonista. Eso lo notas.

El otro punto a favor que tiene la historia y el verdadero porque de que la recuerde tanto y tenía ganas de comentarla está en la subtrama profesional (el periodismo) muy bien desarrollada en sus dos personajes femeninos. La competencia, junto con ese choque entre talento y esfuerzo está bastante bien representado. Y estamos hablando de una telenovela que mete el culebrón cuando la villana hace de las suyas robándole el novio a la protagonista, pero también hablamos de una villana que se puede memorizar el telepromter del noticiero escuchándolo solo una vez. Un detalle que parece suelto, pero que hace la diferencia.

A diferencia de los culebrones latinoamericanos que vemos, el tema profesional de esta historia no es un recurso más al uso, sino que tiene la relevancia para reforzar la rivalidad de las dos Evas de la telenovela.

De ahí en adelante la telenovela, de veinte capítulos, hila hechos más comunes. La protagonista se queda con el programa de revista femenina que da título a la telenovela, el novio se vuelve alcohólico y muere, y la villana se queda atrapada en los seis años, la edad donde fue feliz. Hasta que llega el desenlace y lo que más se me ha quedado grabado en la memoria hasta el día de hoy: El beso final de los protagonistas a media calle. Pero no es ese beso típico de final de telenovela, sino uno de despedida. No recuerdo si hay promesa de reencuentro, que importa. Porque la decisión de la protagonista es la correcta. Y eso, pocas veces lo vemos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog