miércoles, 21 de junio de 2017

0

TELESERIE ''NADA PERSONAL'' (TV AZTECA 2017) - CRITICA. Innecesaria


El remake de Nada Personal es una mas a la lista de producciones fallidas que no quieren ser telenovela, y les falta para venderse como serie. Por lo menos esta mejor hecha que todo lo que se vio en "La fiscal de hierro". Aun así es un remake innecesario y que pierde todo el interés veinte años después del estreno de la telenovela que comente en una entrada propia cuando se estreno en la señal de cable. Como escribieron los amigos de La hora de la novela, la versión 2017 podría llamarse "Una chef en apuros" y no pasaba nada.

Nada Personal es el ejemplo claro cuando lo efectivo (El escuadrón policía) se vuelve efectismo (El francotirador inutil). Eso pasa por seguir el modelo Telemundo que a adoptado en esta nueva etapa Televisión Azteca. En la teoría funciona, pero en la práctica es una torpeza de guion escribir una escena que no justifique mejor el escape de la protagonista. Otro asunto son los "polis sicarios" que suben, matan, baja, vuelve a subir..., tanto que parecía que tenían toda la vida tanto como para quedarse tomando el café y hacer la limpieza. Lo de el informante, y esa "caja" de pruebas ¿no hubiera sido mas practico matarlo a el directamente?.

La serie peca de jugar al falso suspenso en la secuencia de inicio. Mal los  encuentros de los personajes principales, o como se terminan desvelando los villanos. Vemos una escena de ducha donde la protagonista esta desnuda y ¿enseña parte del pezón? en un par de tomas. Si hubiera sido mas atrevida la hubiera sacado desnuda en la huida.

De las actuaciones hay poco que comentar. Los actores están ajustados a lo que dice el guion y la dirección. Valentino Lanus es el protagonista y no se esfuerza en demostrarlo. Matias Novoa es el poli guapo de turno. A Margarita Muñoz, por lo que he leído, la hacen una protagonista que le pasa de todo en todos los capitulo (en la semana de estreno ya esta la carcel). Kika Edgar hace de mujer policía, todavía la recuerdo como ciega en La fuerza del destino. Juan Soler les hace el favor, es el villano y roba cámara.

Las escenas en general no están cortadas como se acostumbra en México. La dirección se deja estar. Los dos galanes se caen mal desde el inicio y se pelean como si se estuvieran toqueteando. El formato obliga a ir rapido (el primer capitulo minimo se volo tres de la telenovela) y cerrar con cierto suspenso para enganchar con el siguiente capítulo. No sé si los demás capítulos seguirán la misma estructura. La introducción de la serie es una versión estéticamente atractiva a primera vista.  El tema de cierre es un remake de la entrada de la telenovela que tiene el mal gusto de mostrar a los actores en paños menores.



Haciendo una odiosa comparación la telenovela no era una historia mas, como esta, sino "la historia". Conservan el triangulo amoroso, pero la adaptación no aporta "originalidad" salvo ciertos detalles prescindibles (el periodista es productor, la chica de familia es una chef etc). En cambio, veinte años después, usan el mismo modelo de dos machos alfa que se pelean por la chica victima. Lo mismo con el molde ideal que venden de periodista moralista y policía idealista que quiere atrapar delincuente, pero no puede contra el sistema. Ni que decir del villano que es la critica en contra de la política corrupta. La mas reciente fue La Candidata con resultados discutibles. Ya para cerrar, es curioso como en telenovela las muertes fueron mas impactantes para el momento y en el propio tiempo de la producción. En el remake matan como recurso artificioso (y cliché) a la amiga de la protagonista que, en la misma escena, le dice al novio que esta embarazada. En la original "rematan" a una niña que había tenido su primera menstruación. Lo dejo ahí. 

La gran aportación de la adaptación es rejuvenecer al  villano y hacerlo vestir elegantemente. Lo peor del capítulo es que deja la sensación de que la protagonista ya está enamorada de Valentino Lanús. Vemos a la hija del villano que se acuesta con su ex mientras su madre esta detrás de la puerta. Pfff. Parafraseando la frase que dice Rogelio Guerra y que le da el titulo a la telenovela: "Los siento, no es nada personal"

viernes, 16 de junio de 2017

0

TELENOVELA ''VINO EL AMOR'' (TELEVISA 2017) - Critica final de telenovela. Aburrida, y de manual


Mientras en telenovelas como la turca ''La Esposa Joven'' vemos a una niña de trece años siendo obligada a casarse y, casi, suicidarse colgándose de una soga. En Vino el Amor, telenovela mexicana que emite américa televisión en las mañanas, el conflicto central es el berrinche que hace Sofía Castro (hija del productor con Angélica Rivera), cuando encuentra besándose a su papa con la chica que le cae chinche porque sí. En producciones como Karadayi, también turca, lo que mantiene la historia es descubrir la inocencia del padre del protagonista, culpado y encerrado por un crimen que no cometió. En la mexicana lo importante es el amor entre el patrón maduro y una jovencita. La carcaza de la telenovela se ve bien porque de un tiempo atrás las producciones mexicanas han comprado cámaras de última generación. Aun así, la historia de Vino el Amor se siente de manual. Y, encima, aburre. Entonces, se entiende porque cuando se repite Rubí tiene más éxito que cualquier telenovela mexicana actual.

La telenovela es una adaptación de una teleserie chilena, "La Chucara". Como anécdota vi el primer capitulo de la diurna chilena (así se les conoce a las producciones vespertinas en Chile) y diré que del inicio la teleserie es mucho mas rápida. Y otra de las diferencias es que la tía no es rubia, ni tan joven. La impresión que me dio la chilena es la de ser una versión campestre de historias tipo la novicia rebelde, con padre e hijos tristes. La telenovela, en cambio, esta mexicanizada para mostrar el conflicto de los migrantes. 

Lo bueno del Vino

Es bueno comenzar mencionando los aspectos positivos de la telenovela que se limitan a la locación principal de la historia: el viñedo. A estas alturas del partido tener unas tomas aéreas como transiciones no debería ser para aplauso, aun así la telenovela trata de darle realismo cada vez que alguno de sus personajes sale de lo que funge como escenografías comunes y corrientes para este tipo de historias. La telenovela también tiene escenas, la mayoría como centro de encuentro, grabadas en Sonora, y en un tramo inicial de la historia hay escenas grabadas en la ciudad México con sus principales atracciones turísticas. Aquí se puede ver mucho las deficiencias de las producciones mexicanas que no se toman el tiempo de desenfocar a los curiosos que miran a la cámara.

Como es una telenovela de mexicanos en Estados Unidos se escuchan los dos idiomas. Es interesante ver los tonos que se pueden manejar en cuanto a la dirección, ya que pareciera que los actores  cuando hablan en ingles son mejores actores que cuando lo hacen en su idioma materno. En general, que haya escenas concretas  y diálogos completos en ingles le da un plus a la telenovela a diferencia de la mayoría de telenovelas que usan el recurso de poner un personaje de nacionalidad gringa para soltar una frase corta o expresión como lo hacía el  Johnny de Dos mujeres, un camino. O para los que lo recuerden como lo hacía Fernando Colunga en María Mercedes.

Lo malo del Vino

Siguiendo, vamos con lo malo. Y aquí es donde el productor saca el manual de como se hace una telenovela. Tenemos un  escenario principal que no es una hacienda, pero funciona como tal. La casa principal del patrón y familia, otra de empleados, la bodega de los vinos y las oficinas que en su mayoría es la misma. Todo de cartón. Es increíble ver como las escenografías tiemblan cada vez que se cierra una puerta. Cuando se abre el portón de la casa se escuchan "pajaritos".

Como es una telenovela de manual, funciona con estereotipos. El protagonista maduro que se pone pantalones apretados, usa chaleco y la camisa la tiene semiabierta para que se le vea el pecho. La chica joven y bonita, su mayor defecto es que no toca las puertas y entra como perro en su casa. La villana de nariz respingada y rubia como ella sola. La mama de la villana que odia a... la mama de la protagonista. Las empleadas que usan vestido corto, para mostrar pierna. El villano que su única motivación en el mundo es acabar con el protagonista. La empleada de la casa enamorada del patrón al que llama ''mi señor''. etc., etc., etc.

Lo que también podemos observar en coincidencias con las anteriores producciones de José Alberto Castro. Si revisamos el odio del villano de la historia viene por que, supuestamente, su padre se suicidó por problemas económicos ya que no pudo comprar las tierras que necesitaba, y el, le echa la culpa al protagonista. Más o menos es la misma motivación del villano de ''La que no podía Amar'' interpretado por Julián Gil. Si llora un poco más, Cinthya Klitbo, tiene el mismo papel de Vicky Ruffo en Corona de Lágrimas. La villana de la historia lo quiere todo, dinero y amor, así que bien podría pasar por una Rubí o Teresa versión oxigenada. A eso le agregamos que no es la primera historia que tiene como centro, supuestamente, la producción de vinos. O que hable de la migración o el racismo que ha vuelto a estar en boga desde que Donald Trump es presidente de los estados unidos.

También, podría mencionar un par de clichés sexistas como que la protagonista no puede hacer el amor con otro que no sea el patrón. O que la villana cuando pinta lo hace sin pantalón y con la camisa desabrochada.

No faltan escenas donde los actores de la telenovela aparecen sin camisa y sudando. Y lo que mas hacen en la telenovela es tomar vino, tanto los patrones como los empleados, en copa, dia, tarde y noche.

Finalmente, José Alberto no solo tiene el manual de cómo se hacen las telenovela, sino también el de cómo se hacen las intros. Sacando a Pasión y Poder, por su tono oscuro y rojizo y música incidental, las tres últimas telenovelas del señor están hechas con la misma estética fotográfica- caricaturesca. Todas cantadas como tema principal. Donde Cristian Castro (su sobrino) es su favorito para interpretarlas. Lo que hace que se parezcan más. Véanlas y comparen.


Vino el Amor (2017) - Entrada


La Malquerida (2014) - Entrada


Corona de Lagrimas (2012) - Entrada


La que no podia Amar (2011) - Entrada

Actores y subtramas

Irina Baeva hace su debut como actriz principal después de ser la villana juvenil en Pasión y Poder, anterior telenovela del mismo productor. La chica tiene las dos cosas principales para triunfar: Juventud y belleza. Los papeles que ha interpretado tienen el beneficio de ser totalmente distintos y en los dos lo hace regularmente bien. La duda que me queda como pregunta ¿es la nueva Angelique Boyer?. De Gabriel Soto hay poco que mencionar. Es el galán maduro que tiene México. Asi que el papel de padre viudo con dos hijos grandes le viene bien.

El reparto mayor está encabezado por Azela Robinson y Cynthia Klitbo. Las dos son buenas actrices que vienen de otra escuela. Lo de Azela Robinson es más de primera actriz que de villana. Lo mismo para Cynthia Kilito. Ambas son el soporte o cómplices de las hijas. Y el guion solo pone énfasis en una sola línea cada vez que se ven ''te acostaste con mi marido'' y fuerza un triángulo amoroso con el sheriff del pueblo.

El mayor atractivo de Kimberly dos Ramos es ver actuar a la villana de Grachi. El actor que interpreta al villano lo hace mal. Sofía Castro es una chica que no ata ni desata. Tuvo una participación en Hotel de los secretos, y la chica por más que se esfuerza no expresa nada. Si actuara en el Perú seria protagonista de Ven baila quinceañera. Otros actores que forman el reparto son Mar Contreras, en lo suyo; Moises Arizmendi, que de un momento a otro lo vemos hasta en la sopa; Verónica Jaspeado, que es el soporte "comico" de la telenovela junto a el hijo de Eugenio Derbez. Y en cuanto a rostros nuevos están Gloria Aura, Yanet Sedano, o Luciano Zacharski. A este último se le escucha como si estuviera en una telenovela Miami.

La trama principal de la telenovela es que los protagonistas logren su amor. La telenovela habla de la migración y las penurias de los migrantes mexicanos. Del racismo entre personas nacidas en los estados unidos y los que no. Y también hay una subtrama en contra del maltrato a la mujer.

El primer capítulo de la telenovela cierra con la deportación de la protagonista junto con su padre. Al tercer capítulo, la villana mata a la hermana. A la semana llega la protagonista, crecida y hecha toda una mujer. Tenemos una escena donde se baña semidesnuda en el rió. Gabriel Soto ve fantasmas y se mete para sacarla. Ahí podríamos decir que nació el amor. Después, no pasa gran cosa. La telenovela es repetitiva. Tanto como la escena donde Lilian le tira al suelo una copa y le pide a "Marthita" que la recoja. ¿Cuántas veces hemos visto este tipo de escenas en una telenovela? 

lunes, 12 de junio de 2017

0

TELENOVELA “MI MARIDO TIENE FAMILIA” (TELEVISA 2017) – CRITICA. La globalización del remake


A Juan Osorio le dijeron has una  "historia blanqueda, familiar, y, si se puede, que repita el éxito de Micorazón es tuyo". Así tenemos el primer remake “oficial” de un drama coreano llamado “My husband got a family”, cuya traducción literal es… ¿adivinen?. Tanta es la desidia de Televisa como empresa que tiene que mirar tan lejos para hacer una historia cuyo plot  no es la gran cosa ¿O si lo es?.

Si bien es cierto, Sueño de Amor, la anterior telenovela a esta y de la cual se habló, la mayoría de cosas para mal, la termino escribiendo el propio productor y patino como nunca; aun así tenía ciertas cosas en el capítulo de inicio. A diferencia, esta telenovela se nota plana desde el arranque, la mayoría de sus escenas pasan desapercibidas y lo más “original” es que los protagonistas no se encuentran al final del primer capítulo y se enamora al segundo, sino son pareja y conviven desde el principio. 

De lo que te habla una telenovela tan blanca como esta a manera de mensaje es la de superar los prejuicios por la familia política. La sitcom de personajes en un mismo espacio y familiar está metida por los palos. Es y no es, nuestra AFHS, o cientos de telenovelas anteriores del mismo productor.

El primer capitulo de la telenovela es presentación de personajes, no encuentras una trama interesante, no es humor mexicano (Gracias a Dios!!!), no escuchas bocinazos como en las telenovelas de Emilio Larrosa y tiene una aura naif que no se si es otro robo de la original coreana.

Juan Osorio no se arriesga y pone actores protagonistas que perfectamente podrían ser otros o tener otras características más como no ser guapos o jóvenes. Nada de eso, va a lo seguro con Daniel Arenas y Zuria Vega. El colombiano es un actor regular, que se desenvuelve mejor en papeles del tipo “guapo tonto” como lo hizo recientemente en “Amo despertar contigo”. A Zuria Vega siguen sin darle en el clavo. A la actriz le pasa lo mismo que en su momento le paso a Maite Perroni antes de “AMQL”. Mientras no le llegue “el papel” o “el personaje” será una “X”.

Es para comentar, y aplaudir, la reaparición de Silvia Pinal. No chochea. ¡Aplausos!. Rene Casados hace tiempo saco membresía VIP del club “Ya no actúes más, por favor”. Diana Bracho está más suelta tanto cuando habla como en la vestimenta. Hay “talentos” juveniles que se notan verdes. Los mas conocidos lo hacen bien y siempre sera un gusto ver a Lola Merino

El pack con el que está hecha la telenovela me parece muy fallido. Dos horas antes se emite “La rosa de Guadalupe”, y la que la antecede es “Enamorándome de Ramón”. Ambas se les pueden ver por la señal internacional. Si nos fijamos en las calles, las escenografías o como visten los personajes en las tres ¿alguien nota diferencia?. Con solo colgarse un estetoscopio en el cuello ya eres doctor. O poniéndote un delantal ya eres ama de casa. Las telenovelas tienen esos pequeños detalles. 

Finalmente, si “esto” tiene éxito, seguramente, habrán mas remakes asiáticos, sino…, pues hay mucho de donde escoger. Bienvenidos a la globalizacion del remake.

viernes, 9 de junio de 2017

2

LA PREGUNTA: ¿Porque son tan blancas las ''Mujercitas''?


Si comparo con Moisés o Se robó mi vida, "Mujercitas", la nueva telenovela de ''Del barrio producciones'', para américa televisión, puede que visualmente este a la misma altura. La cámara de última generación se nota en los rostros de los actores y en las tomas abiertas. Superficialmente, Michelle Alexander, ofrece un producto de calidad. Lo malo es que esa calidad dura la primera media hora del primer capítulo. La fórmula de Michelle Alexander desde que incursiono con sus miniseries localistas hasta que dio el salto a las telenovelas sigue siendo la misma: ciudad turística de provincia+ accidente/desgracia + viaje a la capital = primer capítulo.

Solo para poner otra comparación mas, hace poco se repitió la última versión de Natacha, la de los noventa protagonizada por Paul Martin, si nos fijamos la protagonista vive en la misma ciudad que las ''mujercitas'', Arequipa, cuando huye para ''buscar un mejor porvenir'' a la capital viaja de la misma manera en bus provincial y ve desde lo lejos el Misti. A esto me refiero. La calidad de imagen de una y otra no es la misma. Pero la idea, veinticinco años después, se sigue repitiendo.

Ahora, el otro problema que tiene la telenovela, es que en su adaptación, nos presenta un cuarteto casi perfecto de señoritas de catalogo de saga Falabella. Las mujercitas de Michelle Alexander son blancas, tienen el pelo castaño, el rostro bonito, no pesan más de cincuenta kilos, y un par de ellas, tienen los ojos azules. Sí, las cuatro pueden ser hermanas. Pero, ¿En verdad nos podemos creer que a alguna de ellas le nieguen el trabajo?. A eso hay que sumarle la idealización con la que esta hecha. Por ejemplo, la mayor de las hermanas es, o quiere ser, doctora para ayudar a la gente. 

La telenovela esta hecha con una postura impostada. Supuestamente, es una versión moderna, pero su conflicto principal sigue siendo el económico. Ojo, que tampoco es que esto se aleje de la realidad o de las propias intenciones del libro que era mezclar un contexto histórico, con una historia familiar, un tono superacional y mucho romance. Justo en este último aspecto vemos como una de las hermanas descubre el engaño del novio justo en el día de su boda. Una escena convencional. Efectiva para lo que quiere representar en cuanto a la desilusión de la segunda hermana, pero poco original.

En cuanto a la estética de la telenovela, el primer capítulo se encarga de mostrar una secuencia inicial a full color, con toda la luz del sol y que todo sea lo más vivo posible, para que una pedida de mano termine en una coreografía de baile de la mama y sus mujercitas, con hora loca incluida. Solo falto la serpentina y los globos. Como fondo musical suena un remix de Fonseca. Yo hubiera puesto un carnaval arequipeño.

Del reparto, María Gracia Gamarra, es la que narra la historia, usa zapatillas y no se arregla el pelo, quiere ser escritora y tiene infulas de detective. La actriz es la protagonista. A Carolina Cano la sacan de su zona de confort en televisión. En los dos primeros capítulos a las justas habla. Es como si la estuvieran conteniendo. El otro par de hermanas son unas NN en televisión. Una de ellas es la antagonista del grupo. Sinónimo de ambiciosa. La otra es la tierna. Le gusta la cultura hindú, ¿vera “Saras y Kumud”?. Y habla ''asiiiii''. Mientras que a Pierina Carcelen no le creo ni lo que come.

El primer capítulo de la telenovela fue presentación de las mujercitas y ponernos en situación. Básicamente, ver todas las promociones, en un capítulo de cuarenta minutos. El segundo capítulo es un caos. Cada trama de las ''mujercitas'' parece ser una subtelenovela. Donde el misterio principal es si el padre es narco o no. Presentarnos a la villana y los intereses románticos de las ''mujercitas''. Las escenas del primer encuentro entre las mujercitas y sus "galanes" son simplonas como los propios actores de reparto. 

El guion redunda demasiado el egocentrismo de las mujercitas con líneas como “Yo no necesito un hombre…”, “Yo soy mejor que todas…”, la dirección de cámaras es mala. Cuando está grabada en interiores la luz resplandece demasiado. Detalles como golpes metidos en postproducción se nota. Para contextualizar o darle un poco de realismo la telenovela menciona los huaicos del verano pasado. Y pone como temas sociales el bullying y la adicción a los juegos de red. Por enésima vez, vemos una madre coraje. Lo que si no vemos, y nunca veremos, es una intro en una telenovela de Michelle Alexander, eso si, tema musical central si tiene. Plop! 

Para cerrar, Arequipa es la ciudad blanca, y las mujercitas son más blancas que el Misti, ¿porque?.

martes, 6 de junio de 2017

0

TELENOVELA ''SOLO UNA MADRE'' (DEL BARRIO PRODUCCIONES 2017) Critica final de telenovela. Michelle Alexander deberia descansar


Al final de ''Solo una Madre'' le falto la boda. Después, paso todo lo que pasa en los finales de telenovela. La villana no se cansa de amenazar y apunta una y otra vez a las protagonistas. Forcejean. Se suelta un disparo. Le cae ''accidentalmente'' a uno de ellos. Parece que va a morir..., y a la siguiente escena todos felices (y la mayoría se va al extranjero).

Habia que bajarle dos rayas al volumen del televisor para escuchar la primera parte del final. A la actriz que hace de doña Vicky parecía que desde el merito México el espíritu de Laura Zapata la poseía. Sobreactuada a mil. Las actrices Cindy Dias y Andrea Luna tienen talento; la primera mas que la segunda. Aunque el registro de las dos es limitado. Andres Silva no esta para protagonicos. Como comente en la critica de inicio es el cholito pinton metrosexual con arete en la oreja.

Por ahí veo un par de rostros nuevos. A Millet Figueroa la única escena que le dieron fue con traje de baño; la chica tiene mas cuerpo (ufffff) que talento. 

Si comparamos una escena como la de la comisaria donde, supuestamente, se revela la verdad de quien mato a doña Nelly vemos muy bien el nivel de dirección de la telenovela. A la escena ''clímax'' le falta fuerza. Si fuera novela turca me imagino que la cámara se demoraría mas, e iría de un rostro a otro. Si fuera mexicana hubiera visto mas circo. Con lo que nos quedamos es con el actor que se vuelve loco y habla como pitufo tontin. Ah..., y escucha la voz de su abuela..., en la cárcel. Aplausos por la originalidad.

Los diálogos finales de la telenovela son para morirse (te voy a esconder la laptop). Las escenas son largas. Cuando sientes que por fin sale la palabra ¡Fin!, te muestra una ultima escena donde la villana esta loca, pero no tanto, dice el titulo de la novela y cuando mira a la cámara levanta la ceja. ¡Que miedo!.

Al final, la conclusión es la de una telenovela donde la villana termina robándose el protagonismo. Si bien es cierto se tocaron o menciono temas como el de los nuevos ricos, el alcoholismo, la promiscuidad, o el de la violación paterna todo quedo muy superficial, como pretensiones de los guionistas que seguramente ven otras cosas mejores. El tema central de la novela, el robo de niños, dentro de su farsa se hace original para la televisión nacional. Lastima, que al final, el desenlace lo tenga que dar la villana y no una de las dos madres. Me hubiera gustado ver una madre que mata a su propia hija. Y le hubiera dado mas sentido a la propia telenovela.

El mensaje que mas o menos encierra la telenovela esta en esa disyuntiva inicial de un hijo sano y otro que nace enfermo. De ahí que la farsa funcione es otra cosa.

Debe ser la tercera o cuarta telenovela de la productora Michelle Alexander para américa televisión. Todas seguidas. Por salud mental no le caería mal un descanso. Pero, no. Ya llega "Mujercitas". Solo tengo una pregunta, ¿porque son tan blancas las ''Mujercitas''?.

viernes, 2 de junio de 2017

0

TELESERIE "LA RONCA DE ORO" (CMO PRODUCCIONES 2013) - CRITICA. Canta y encanta


Aprovechando el estreno por el cable, desempolvo y rescato la critica de esta bioserie colocha que hice en su momento cuando la emito canal 13, por aquel entonces todavía Global tv.

Sobre la telenovela... esperen estamos ante una telenovela... yo creo que no.qué curioso lo que han hecho los colombianos con este serial de 60 capítulos por que por ningún momento podemos compararla con los enlatados que vienen made in mexico o con las producciones nacionales. Créame que a pesar de que ya pareciera aburrido lo que voy a comentar por ningún momento seriales como "Dina paucar", "Eva Ayllon", ambas con fuerte carga como el de la provinciana o la afroperuana, entro otros tantos que pulularon por nuestra pantalla en su momento muy exitosos pero de bajo nivel tienen las dimensiones argumentales que alcanza esta historia colombiana. Porque a diferencia de aquí allá no se trata de oportunismo de moda como el caso de seriales del grupo Nectar, para citar un ejemplo concreto.

Yo me pregunto que pensara México al ver que otro país habla de su música, escribe sobre su música, y produce maravillas con un marco ranchero no se arrepentirán de haber maltratado otra joya como "LHDM" no sentirán vergüenza de  haber hecho"Que bonito amor" y que sea esa la cara de su música al mundo. Y otra pregunta, se imaginan una serie peruana que hable y tenga como marco música extranjera lo primero que diríamos, y saldría, seria ese nacionalismo oportunista con frases como "y nuestra música peruana" y "nuestra identidad". Fijémonos en una de las últimas producciones sobre la vida de un artista "Los amores de Polo" en algún momento la teleserie tiene el ambiente politico- social de esta producción, claro que no; por que las producciones a las que estamos acostumbrados son de personajes mediáticos lo que se vende no es su vida artística eso no se plasma si no su vida personal. Por eso cada vez lo mediático gana más peso hasta en la ficción.

Pero que tan de ORO es la Ronca?

Dos aspectos marcan la juventud de Helenita Vargas en la ficción la primera su relación con sus padres y la otra su primer amor y matrimonio con el licenciado Hincapie un hombre mayor que ella. Pero recordemos que estamos a principios de los años 50 y esto último quizás no sea tan escandaloso en la época en donde las mujeres creo se casaban muy jóvenes. La Helena de la juventud es espontanea demasiado en algunos momentos entonces es cuando nos preguntamos si exagera en su rol de rebeldía o este tipo de personajes si pudo existir en la vida real. La situaciones a veces se le presentan fácil pero lo que balancea es las escenas de música y les juro que son una maravilla como por ejemplo el duo con "Augusto Jara" maravilla el nivel técnico que alcanza y va más allá del vestuario o los escenarios es que realmente llena el espacio de cada locación se siente el ambiente de la época eso es lo mejor de esta serie que en lo técnico es impecable.

De los roles se marca el de la madre abusiva y castrante que se justifica a sí misma y curioso porque ella siempre respeta el rol de la mujer como "buena esposa y madre" pero a la vez se contradice en la forma en como trata al marido. Y el marido más o menos en lo correcto entre el pusilánime esposo y el podrá alcahuete. Me quedo con el personaje de Hincapie un antihéroe esta en los mejores momentos de Helena pero también marca esa etapa adulta de ella como persona.

Más allá de la quemada del piano hay aspectos que juegan mucho a favor de la vida de la cantante y por momentos se conforma con los planos de una vida muy utópica, "Helena la que lucho desde niña contra madre, marido y sociedad" ese quizás el punto más flaco de la serie en que no sabemos en qué momento es cierto lo que nos cuenta y en que otro no. Principalmente para quienes estamos fuera de la cultura COLOMBIA. Pero aparte de esto esta serie está a diez años luz de las producciones que se hacen en Perú es de calidad internacional y lo más lindo es que nos hace conocer e investigar por ejemplo sabían que Helena vivió en un pueblo llamado Santa Rosa de Lima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog