Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Silvana Arias (@SilvanaArias), actriz peruana que triunfa en el extranjero

A pesar de que para la mayoría de peruanos su nombre no sea tan reconocido como la de otros actores, la actriz Silvana Arias lleva mas de quince años actuando en el extranjero en reconocidas producciones de las dos cadenas latinas mas importantes de los Estados Unidos. Ademas, es una de las pocas actrices que a dado el salto de las novelas latinas a las americanas convirtiéndose así en una versátil profesional que aparte de actuar tiene otras experiencias detras de cámaras. En esta ocasión, y agradeciéndole de todo corazón, tuvo la cortesía de compartir algunos detalles de sus inicios en la actuación en las novelas nacionales de la epoca, su etapa internacional y pequeños datos de ella misma. A continuación la entrevista a Silvana Arias. 
ACERCA DE USTED Y PRINCIPIOS COMO ACTRIZ
          Si le preguntara por un libro, una canción y una película, ¿cuáles serían y porque?
⎯          De libros, creo que el que me marcó de pequeña fue El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.  Siempre tuve…

TELENOVELA ''VINO EL AMOR'' (TELEVISA 2017) - Critica final de telenovela. Aburrida, y de manual


Mientras en telenovelas como la turca ''La Esposa Joven'' vemos a una niña de trece años siendo obligada a casarse y, casi, suicidarse colgándose de una soga. En Vino el Amor, telenovela mexicana que emite américa televisión en las mañanas, el conflicto central es el berrinche que hace Sofía Castro (hija del productor con Angélica Rivera), cuando encuentra besándose a su papa con la chica que le cae chinche porque sí. En producciones como Karadayi, también turca, lo que mantiene la historia es descubrir la inocencia del padre del protagonista, culpado y encerrado por un crimen que no cometió. En la mexicana lo importante es el amor entre el patrón maduro y una jovencita. La carcaza de la telenovela se ve bien porque de un tiempo atrás las producciones mexicanas han comprado cámaras de última generación. Aun así, la historia de Vino el Amor se siente de manual. Y, encima, aburre. Entonces, se entiende porque cuando se repite Rubí tiene más éxito que cualquier telenovela mexicana actual.

La telenovela es una adaptación de una teleserie chilena, "La Chucara". Como anécdota vi el primer capitulo de la diurna chilena (así se les conoce a las producciones vespertinas en Chile) y diré que del inicio la teleserie es mucho mas rápida. Y otra de las diferencias es que la tía no es rubia, ni tan joven. La impresión que me dio la chilena es la de ser una versión campestre de historias tipo la novicia rebelde, con padre e hijos tristes. La telenovela, en cambio, esta mexicanizada para mostrar el conflicto de los migrantes. 

Lo bueno del Vino

Es bueno comenzar mencionando los aspectos positivos de la telenovela que se limitan a la locación principal de la historia: el viñedo. A estas alturas del partido tener unas tomas aéreas como transiciones no debería ser para aplauso, aun así la telenovela trata de darle realismo cada vez que alguno de sus personajes sale de lo que funge como escenografías comunes y corrientes para este tipo de historias. La telenovela también tiene escenas, la mayoría como centro de encuentro, grabadas en Sonora, y en un tramo inicial de la historia hay escenas grabadas en la ciudad México con sus principales atracciones turísticas. Aquí se puede ver mucho las deficiencias de las producciones mexicanas que no se toman el tiempo de desenfocar a los curiosos que miran a la cámara.

Como es una telenovela de mexicanos en Estados Unidos se escuchan los dos idiomas. Es interesante ver los tonos que se pueden manejar en cuanto a la dirección, ya que pareciera que los actores  cuando hablan en ingles son mejores actores que cuando lo hacen en su idioma materno. En general, que haya escenas concretas  y diálogos completos en ingles le da un plus a la telenovela a diferencia de la mayoría de telenovelas que usan el recurso de poner un personaje de nacionalidad gringa para soltar una frase corta o expresión como lo hacía el  Johnny de Dos mujeres, un camino. O para los que lo recuerden como lo hacía Fernando Colunga en María Mercedes.

Lo malo del Vino

Siguiendo, vamos con lo malo. Y aquí es donde el productor saca el manual de como se hace una telenovela. Tenemos un  escenario principal que no es una hacienda, pero funciona como tal. La casa principal del patrón y familia, otra de empleados, la bodega de los vinos y las oficinas que en su mayoría es la misma. Todo de cartón. Es increíble ver como las escenografías tiemblan cada vez que se cierra una puerta. Cuando se abre el portón de la casa se escuchan "pajaritos".

Como es una telenovela de manual, funciona con estereotipos. El protagonista maduro que se pone pantalones apretados, usa chaleco y la camisa la tiene semiabierta para que se le vea el pecho. La chica joven y bonita, su mayor defecto es que no toca las puertas y entra como perro en su casa. La villana de nariz respingada y rubia como ella sola. La mama de la villana que odia a... la mama de la protagonista. Las empleadas que usan vestido corto, para mostrar pierna. El villano que su única motivación en el mundo es acabar con el protagonista. La empleada de la casa enamorada del patrón al que llama ''mi señor''. etc., etc., etc.

Lo que también podemos observar en coincidencias con las anteriores producciones de José Alberto Castro. Si revisamos el odio del villano de la historia viene por que, supuestamente, su padre se suicidó por problemas económicos ya que no pudo comprar las tierras que necesitaba, y el, le echa la culpa al protagonista. Más o menos es la misma motivación del villano de ''La que no podía Amar'' interpretado por Julián Gil. Si llora un poco más, Cinthya Klitbo, tiene el mismo papel de Vicky Ruffo en Corona de Lágrimas. La villana de la historia lo quiere todo, dinero y amor, así que bien podría pasar por una Rubí o Teresa versión oxigenada. A eso le agregamos que no es la primera historia que tiene como centro, supuestamente, la producción de vinos. O que hable de la migración o el racismo que ha vuelto a estar en boga desde que Donald Trump es presidente de los estados unidos.

También, podría mencionar un par de clichés sexistas como que la protagonista no puede hacer el amor con otro que no sea el patrón. O que la villana cuando pinta lo hace sin pantalón y con la camisa desabrochada.

No faltan escenas donde los actores de la telenovela aparecen sin camisa y sudando. Y lo que mas hacen en la telenovela es tomar vino, tanto los patrones como los empleados, en copa, dia, tarde y noche.

Finalmente, José Alberto no solo tiene el manual de cómo se hacen las telenovela, sino también el de cómo se hacen las intros. Sacando a Pasión y Poder, por su tono oscuro y rojizo y música incidental, las tres últimas telenovelas del señor están hechas con la misma estética fotográfica- caricaturesca. Todas cantadas como tema principal. Donde Cristian Castro (su sobrino) es su favorito para interpretarlas. Lo que hace que se parezcan más. Véanlas y comparen.


Vino el Amor (2017) - Entrada


La Malquerida (2014) - Entrada


Corona de Lagrimas (2012) - Entrada


La que no podia Amar (2011) - Entrada

Actores y subtramas

Irina Baeva hace su debut como actriz principal después de ser la villana juvenil en Pasión y Poder, anterior telenovela del mismo productor. La chica tiene las dos cosas principales para triunfar: Juventud y belleza. Los papeles que ha interpretado tienen el beneficio de ser totalmente distintos y en los dos lo hace regularmente bien. La duda que me queda como pregunta ¿es la nueva Angelique Boyer?. De Gabriel Soto hay poco que mencionar. Es el galán maduro que tiene México. Asi que el papel de padre viudo con dos hijos grandes le viene bien.

El reparto mayor está encabezado por Azela Robinson y Cynthia Klitbo. Las dos son buenas actrices que vienen de otra escuela. Lo de Azela Robinson es más de primera actriz que de villana. Lo mismo para Cynthia Kilito. Ambas son el soporte o cómplices de las hijas. Y el guion solo pone énfasis en una sola línea cada vez que se ven ''te acostaste con mi marido'' y fuerza un triángulo amoroso con el sheriff del pueblo.

El mayor atractivo de Kimberly dos Ramos es ver actuar a la villana de Grachi. El actor que interpreta al villano lo hace mal. Sofía Castro es una chica que no ata ni desata. Tuvo una participación en Hotel de los secretos, y la chica por más que se esfuerza no expresa nada. Si actuara en el Perú seria protagonista de Ven baila quinceañera. Otros actores que forman el reparto son Mar Contreras, en lo suyo; Moises Arizmendi, que de un momento a otro lo vemos hasta en la sopa; Verónica Jaspeado, que es el soporte "comico" de la telenovela junto a el hijo de Eugenio Derbez. Y en cuanto a rostros nuevos están Gloria Aura, Yanet Sedano, o Luciano Zacharski. A este último se le escucha como si estuviera en una telenovela Miami.

La trama principal de la telenovela es que los protagonistas logren su amor. La telenovela habla de la migración y las penurias de los migrantes mexicanos. Del racismo entre personas nacidas en los estados unidos y los que no. Y también hay una subtrama en contra del maltrato a la mujer.

El primer capítulo de la telenovela cierra con la deportación de la protagonista junto con su padre. Al tercer capítulo, la villana mata a la hermana. A la semana llega la protagonista, crecida y hecha toda una mujer. Tenemos una escena donde se baña semidesnuda en el rió. Gabriel Soto ve fantasmas y se mete para sacarla. Ahí podríamos decir que nació el amor. Después, no pasa gran cosa. La telenovela es repetitiva. Tanto como la escena donde Lilian le tira al suelo una copa y le pide a "Marthita" que la recoja. ¿Cuántas veces hemos visto este tipo de escenas en una telenovela? 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog