domingo, 6 de agosto de 2017

Pin It

Widgets

0

LA PREGUNTA: ¿Dónde está lo salvaje de “EN TIERRAS SALVAJES”?


Es obvio que Salvador Mejía sabe que sus últimas producciones han sido una mierda. Por eso, quizás, esta ''En tierras salvajes'' está hecha de una manera más superficial como la mayoría de producciones mexicanas de un par de años atrás donde las locaciones, porque la tecnología lo permite, se ven bien. Otro asunto es que sean realistas y no solo quede en plan comercial turístico. Aquí pasa exactamente eso. 

La historia es una original de los autores de las series españolas "Gran Reserva", "Gran Hotel" y "Velvet" (las dos primeras con adaptaciones mexicanas) que de un tiempo aca han sido el ejemplo a seguir de la critica profesional (la mía es amateur) de como se puede hacer telenovela en formato serie. La adaptación corre por encargado de Liliana Abud, vieja compinche del productor.

La premisa de la telenovela es tres hermanos que se enamoran/pelean de la misma mujer, porque siempre tienen que ser tres si no, no funcionaria. Tenemos a la protagonista que viste y se maquilla igual en ciudad capital como en las tierras salvajes. La prima (jovencita) que llega y otro “tano” de Vino el Amor. El protagonista es un héroe que rescata personas de incendios forestales. El otro hermano tiene una amante (rubia y que se pasa de buena). El villano vivirá para arruinar el negocio de la familia (un aserradero). Los hermanos hacen ejercicios cortando arboles con hacha, (aunque esos músculos son de gimnasio). La madre quiere que sus “niños” se casen con chicas de su nivel; a los veinte minutos ya hay una escena de cama, etc.

A eso hay que sumarle detalles como el comienzo ¿en serio no se entendería la novela si no ponemos la escena donde Diego Olivera y Claudia Álvarez se conocen?, incluso la escena del matrimonio me parece relleno, ya que la novela dura más cincuenta minutos (como mala praxis de todas las novelas mexicanas, últimamente) y recién cuando se conocen los protagonistas siento que la historia arranca de verdad.

De las actuaciones hay poco que comentar. Cristian de la Fuente no actúa, sino suda. Daniela Romo cada vez que habla mueve las manos como si se estuviera espantando una mosca invisible. Me recuerda a la mala villana que hizo en “Triunfo del amor”, también de Salvador Mejía. La chica que hace de la prima esta verde. La villana tiene un aire a Kimberly dos ramos. Mientras que el elenco lo completa Cesar Evora, Martha Julia, Lisardo, Salvador Pineda, Fabian Robles, Miguel Angel Biaggio; actores de relleno como Luis Xavier, y Ninel Conde y su "par de talentos" que se no se desaprovechan desde la intro de la novela. Para mi sorpresa, y no me pregunten porque, Claudia Álvarez se me hace la más rescatable.

En cuanto a la producción hay un par de paneos y tomas aéreas; lo raro es que cuando entran a escenografía me parece estar viendo una novela de las que hacia Telemundo antes de las narconovelas. La intro de la novela es una más de televisa cantada por el Buccky, no le va.


Ahora, la pregunta era ¿dónde está lo salvaje de “En tierras salvajes”? será porque los protagonistas no están afeitados, en las escenas de cama o en la lencería (negra) de la rubia. Además, ¿qué paso con los machos mexicanos?. Cristian de la Fuente es chileno, mientras que Diego Olivera y Horacio Pancheri son argentinos. ¿Acaso ya no hay galanes mexicanos?  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog