Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

OPINION: Los clásicos contemporáneos de Carla Estrada


Si en los noventa las telenovelas mexicanas fueron un éxito en cuanto a popularidad en esa misma década también encontramos historias con una calidad diferente a las telenovelas de Emilio Larrosa (Las tragicomedias de Emilio Larrosa) o el fenomeno de audiencia internacional producido por Salvador Mejía, “La usurpadora” (Los remakesde Salvador Mejía). Estas telenovelas, en su mayoría originales – cosa a resaltar al tratarse de la empresa Televisa – eran producidas por Carla Estrada. La productora, quien aprendería del mismo Valentin Pimsptein y Ernesto Alonso, tomaría la batuta de este último en cuanto a novelas históricas en la última etapa en donde televisa producía este tipo de historias recurrentemente. Mientras que su mejor apoyo lo encontró trabajando con una estrella absoluta de las novelas mexicanas y quien se encuentra (auto) retirada desde hace más de diez años, obviamente, hablo de Adela Noriega.

Para poner en situación la diferencia entre los dos productores mencionados y Carla Estrada comentare dos de sus novelas más importantes, aprovechando el reestreno de “Amor real” por el cable y por la (enésima) repetición de “El privilegio de Amar” en américa televisión. Incluso hasta hace no mucho el mismo canal de cable emitía “El Manantial”, otra de esas telenovelas exitosas en su momento, y que también cuenta con más de una repetición en la pantalla peruana. Y estas novelas son tres de las cinco en la que tuvo como protagonista a Adela Noriega, así que la analogía de “misma productora – misma protagonista = éxito” bien se podría aplicar en todos los casos.


Antes, haciendo un breve paréntesis, me es curioso que en sus novelas originales no haya tenido el mismo éxito internacional. Dentro de esta lista tendría que resaltar “Mi destino eres tú”, novela escrita por Jorge Lozano Soriano y que tenía como protagonista a Lucero, otra de sus grandes protagonistas con cinco novelas en total. La telenovela del 2000 marcaba el regreso a la pantalla chica de “la novia de México” y tenía como compañía  a Jorge Salinas y Jaime Camil. “Mi destino eres tú”, fue una muy buena producción que tenia de fondo el robo de una patente y que involucraba a su protagonista con un hombre cuya esposa estaba en coma por un accidente automovilístico (interpretada por Susana Zabaleta con un intento de suicidio memorable). Además, tendría una de las últimas buenas actuaciones de Julio Alemán como villano. Y como para hacerla más particular actuaba Jacqueline Andere en un papel secundario como madre del protagonista y no de villana cacle cacle como acostumbra. La que si era la villana era Silvia Pasquel con un personaje ambicioso en tono cómico. Entre las cosas a resaltar por la que recuerdo la novela son la forma en como el guion le daba un giro diferente al encuentro de los dos protagonistas, el perfil del personaje de Lucero como mujer profesional o el tema de la pedofilia tocado superficialmente y que involucraba a una joven Sherlyn con un pintor.  Hace no mucho  se repitió en una cadena de cable en los Estados Unidos. La telenovela, afortunadamente, no tiene remake.

Las que sí tienen remake son “Los parientes pobres” y “Lazos de Amor”. Si retrocedemos a los ochenta “Cuando llega el amor”, “Amor en silencio” más recientemente, y el clásico juvenil “Quinceañera” con más de una “adaptación”.   


Como comentaba la productora realiza “El privilegio de Amar” en 1998 protagonizado por Adela Noriega, con la que venía de trabajar en otra novela de similar éxito llamada “María Isabel”. Durante mucho tiempo las novelas venezolanas escritas por Delia Fiallo o Inés Rodena han servido como fuente de inspiración para los remakes mexicanos… hasta ahora; este fue el caso de “El privilegio de amar” que “curiosamente” fue la sucesora de “La Usurpadora”, otro remake de novela venezolana que ya había tenido una versión mexicana previa. La novela arranca con la tragedia de la madre de la protagonista al enamorarse de un cura. Ya desde ahí tiene cierto tabú al enfrentar la obligación del hombre con el sacerdocio. Los elementos con los que juega son igual de interesantes con el fanatismo religioso presente en la villana de la historia (interpretado por Marga López) y con el fuego como centro de castigo y trauma psicológico.

En la novela hay un duelo actoral entre una actriz joven y otra de mayor trayectoria, esto no es nuevo y se usó en otras novelas como el clásico absoluto de televisa “Cuna de lobos” (¿Quién era la verdadera protagonista, Leonora o Catalina Creel?). En “El privilegio de amar” el atractivo era el de una madre que sin saberlo menospreciaba a su propia hija. Otro de los puntos a favor era el mundo que retrataba, el modelaje. Si bien siempre la tensión de la novela estaba centrada en los conflictos clásicos de la historia rosa, como punto de apoyo al guion no estaba mal, especialmente porque los personajes tenían algo que hacer. Es el mismo caso de la farándula y los celos profesionales en el mundo de la actuación. Y a pesar de que siempre desbordaba por la intensidad de sus personajes ninguna escena está a la altura de la demencia absoluta mostrada por Cinthia Klitbo rapándose el pelo, dicha escena grabada en Canadá.

Al igual de lo sugerente en “Mi destino eres tú” con la pedofilia, la novela constantemente recurre a la mención de la prostitución como una etapa en la vida del personaje de Helena Rojo antes de convertirse en una empresaria exitosa. Un padre que mata (accidentalmente) a su hijo y una venganza. Con veinte años menos, Enrique Rocha estaba en su mejor momento como villano con una imagen inolvidable en todas las escenas acompañado de sus dos perros y la música clásica de fondo. La muerte de su personaje y el de Cinthia Klitbo en una representación teatral  es otro de esos momentos memorables de la novela. De Andrés García y Rene Strickler no puedo comentar mayor cosa. El primero está en la decadencia posterado silla de ruedas; y el segundo, después de un pequeño momento de estelaridad, está trabajando en las novelas de Nathalie Larthileux, así que no se quien termino peor.

Para finalizar la trascendencia de la novela sigue presente en su música con el tema cantado a dúo por la entonces pareja Lucero y Mijares (una voz recurrente en las telenovelas pero ninguna con el éxito de esta) en uno de los temas más memorables de las novelas convertido casi en himno. Lo mismo ocurre con su introducción de la cual Carla Estrada haría una especia de remake en Sortilegio. Y si de coincidencias curiosas hablamos encuentro sospecho el final de la novela con todos los personajes en una misma escena bajando las escaleras y despidiéndose frente a cámara al más puro estilo de Titanic (1997) post créditos.

En cuanto “Amor Real”, la novela es un remake de un clásico de época de las novelas mexicanas “Bodas de odio”. Pero no es un remake cualquiera sino uno con mayor presupuesto. Protagonizada por Adela Noriega que haría pareja con Fernando Colunga, por ese entonces más disponible, y completaría el triángulo Mauricio Islas, siendo esta su última novela en Televisa. Una buena forma de ver como se trabaja en la empresa mexicana se da en el caso de Helena Rojo volviendo a ser la madre de Adela Noriega. No tiene nada que ver pero en esta novela vemos a Ana Bertha Espín haciendo de tía de la protagonista, tiempo después, en Lo que la vida me robo, remake moderno de esta misma historia, la actriz seria la madre del protagonista que fue interpretado por Sebastián Rulli. Al ser Televisa una fábrica de enlatados, es más que común ver este tipo de casos.

La mayor diferencia del remake con su original esta en las localizaciones. En Amor real, si vemos exteriores. Al mismo tiempo el nivel de vestuario, escenarios y decorados es más que aceptable (tratándose de una novela de Televisa). De la historia no hay mayores cambios, si comparamos con la original es prácticamente la misma estirando la trama con personajes inéditos. En esta parte resalta una que otra escena en la etapa en donde el protagonista se ve prófugo y se une a la revolución. No es que “Amor real” sea una novela histórica sino que tiene el contexto visto en la versión original. Lo mismo ocurre con su trio de personajes principales. Lamentablemente diría que por culpa del guion el personaje de Matilda, sale desfavorecido en comparación a los personajes anteriores de Adela Noriega ya que no deja de ser la mujer por la que se pelean dos hombres.

En cuanto a la musicalización la novela se escucha demasiado moderna. Es uno de esos fallos de las novelas de la época de Televisa que en su ímpetu de trabajo y de comercialización aprovecha los hits para vender mejor. En este caso la introducción es una canción interpretada por el entonces dúo Sin bandera.

No hay mucho más que comentar de Amor real más allá de la producción y el detalle de las escenas de cama. Tanto así que la novela termina con una escena de cama entre Adela Noriega y Fernando Colunga. Misma escena que se repetiría en el final de Sortilegio, solo que en esa ocasión se “ambientaría” en un escenario más natural como la playa pero con el mismo tono y con William Levy y Jacky Bracamontes mostrando sus encantos físicos.    

Finalmente, estamos hablando de la productora con mas premios y que incluso tiene su propia estatua (que espero no haya sido hecha por ella misma). 


Comentarios

  1. pues esta tal adela tambien tuvo fracasos como la esposa virgen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo rajo de las telenovelas23 de diciembre de 2017, 07:45

      Esa era de Salvador Mejia, para variar...

      Eliminar
  2. el privilegio de amar estuvo horrible amor real nunca podrá superar a CORAZON SALVAJE 1993 con Eduardo Palomo

    ResponderEliminar
  3. AR LA NOVELA MAS SOBREVALORADA DE TELEVISA JUNTO CON ADELA LA ETERNA LLORONA VIRGINAL VIOLADA ENCASILLADA Y COLUNGA EN SU MISMO PAPEL DE BUENO ENAMORADO QUE CUANDO AL FIN IBA A SER VILLANO SOLO HIZO EL VIL RIDICULO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. yo rajo de las telenovelas14 de febrero de 2018, 08:08

      Mal gusto? Hoy no duermo...

      Eliminar
    3. Ezequiel CHINGA TU MADRE A MI NO ME VENGAS A DECIR INCULTO SOLO POR DECIR LA VERDAD ESA COSA ESTA SOBREVALORADISIMA SU ORIGINAL BODAS DE ODIO SI ESTUVO MEJOR SIN TANTA LLORADERA

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog