Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Brianda Riquer

Radicada en Miami y, actualmente, retirada de la actuación tuve el gusto de hacerle esta breve entrevista a Brianda Riquer quien nos comenta sobre sus gustos, su etapa en la actuación desde los nueve años en la mítica "Dos mujeres un camino" en el papel de "Anita", la hija mayor (adoptada) de los entonces protagonistas Eric Estrada y Laura Leon, ademas de todos los papeles que hizo en los Estados Unidos posteriormente en novelas grabadas en Miami. También nos cuenta sobre su blog de belleza (el cual pueden seguir en el siguiente enlace), y como siempre, al final de la entrevista se encuentran las redes sociales de la actriz para quien guste seguirla.   


ACERCA DE USTED Si le preguntara por un libro, una película y una canción ¿cuáles serían y por qué? Libro seria los 4 acuerdos.. Me parece sumamente interesante la manera en la que el narrador explica las bases para tener mejores relaciones con nosotros mismos y con los demás, viendo la sociedad desde otra perspectiva…

OPINIÓN: Cinco cosas que no vemos en las telenovelas turcas


He querido hacer esta pequeña lista resumida en cinco ítems para desarrollar aquellos temas que no se tocan o ven en las telenovelas turcas. Como ficción, la mayoría de historias usan tópicos o clichés, pues bien, al parecer allá por Turquía basándose en una sociedad más tradicionalista muchas de las cosas que podemos ver en ficciones foranes son obviadas en estas producciones, teniendo en cuenta que cada vez se pide tocar temas más polémicos y actuales en las novelas turcas usan ciertas premisas para ir desarrollándolas hasta el agotamiento. De ahí en adelante que sus enlatados parecen eternos.

1. Escenas de cama: Me imagino a algún turco viendo novelas de Telemundo y queriéndose tirar por el techo por las escenas de alto calibre que podemos llegar a ver. Efectivamente, los turcos cuando hacen el amor en sus escenas lo sugieren antes de mostrarlo. Sociedad conservadora o menos vulgar que la mayoría de novelas que usan estas escenas como gancho?

2. Feminismo: Pongamos como ejemplo dos de las primeras novelas que llegaron al Perú. En ''Las mil y una noches'' la protagonista se acuesta (o prostituye), voluntariamente, para poder salvar a su hijo con su jefe, el famoso Onur. Lo que en cualquiera de los casos hubiera significado un acoso laboral - un hombre aprovechándose de la situación y de su poder - aquí se usa como premisa. En ''Que culpa tiene Fatmagul?'' tenemos a una chica, campesina, violada por un grupo de hombres, todos niños ricos. La mujer es obligada a casarse con uno de sus violadores. Otra vez el machismo por encima de cualquier tradición. ¡Por Ala!

3. Personajes homosexuales: Se habla mucho de la diversidad sexual y de que se debe romper con los estereotipos y prejuicios. Pues bien, en la novelas turcas la comunidad LGTB debe sentir todo menos representación al menos que no existan homosexuales en Turquía.

4. Autoridad: En las telenovelas turcas los hombres apuntas con pistolas, pegan, violan, secuestran, y un sin fin de etc. siempre como víctima exclusiva la esposa, o peor, niñas! (si no que lo digan Zehra o Elif). Allá en Turquía no existe ni el ministerio de la mujer, ni la defensoría ni el Inabir o cualquier otra institución parecida y la policía?...

5. Finalmente, la palabra ''Fin'': Karadayi ya va por el ano de emisión; La esposa Joven ya lo paso hace rato; Se robó mi vida duro más de catorce meses y así podría enumerar todas las novelas y siempre pasaran el ano. Yo sé que en su emisión original se ven como series de capitulo semanal, pero el hecho está en que como su capítulo dura entre 90 y 120 minutos cuando llegan a Latinoamérica el asunto se pone feo y duran el triple cuando las emiten como capítulo de una hora con publicidad incluida. Lo increíble es que la mayoría de ellas llegan cortadas; imagínense, si así nunca se acaban como seria si no la machetearan. ¡Por Alaaaaaaaaaa!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog