Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

TELENOVELA “LA ESPOSA VIRGEN” (TELEVISA 2005) – CRITICA. La telenovela de relleno


Entre corte y corte, logré ver algo de esta telenovela producida por Salvador Mejía, mientras esperaba el capítulo de turno de “El hotel de los secretos”. Y que actualmente esta en sus ultimas semanas, asi que no quise desaprovechar la oportunidad, y de paso, comienzo el segundo año en el blog.

Como curiosidad, Liliana Abud, venia de escribir “La Madrastra”; mientras que, paralelamente, colaboraba en esta misma telenovela, y no hace mucho venia escribiendo “Mariana de la noche” (así se trabaja en televisa, y ya sabemos porque sus telenovelas son como son).

Otra curiosidad es que esta telenovela estaba pensada como colchón, mientras que la nueva telenovela estelar, “Alborada”, producida por ese entonces por Carla Estrada, se fuera cocinando. Coincidencias del destino, diez años después, seria repuesta con las mismas intenciones. Solo que ahora por la señal internacional del canal de las estrellas, para retrasar el estreno de “Tres veces Ana”.

Ademas, navegando por la red, puedes encontrar ciertos “chismecillos de lavandería” de esta producción como un leve roce detrás de cámara entre Adela Noriega y Alejandra Barros, que venía con la intención de hacer un personaje secundario; tanto así fue el disgusto de la actriz, que Alejandra Barros saldría, aunque quien término “enronchandose” fue Adela Noriega con ciertos problemas dermatológicos (castigo divino?). Por otro lado, los protagonistas, terminaron con cierta incomodidad siendo Jorge Salinas el que hablara en tono sarcástico respecto a su personaje.

El propio productor marco distancia con su trabajo anterior diciendo lo siguiente: “…Mejía resaltó que la producción será mucho más barata que “La Madrastra” y diferente. Será una telenovela más tradicional, con un realismo mágico, en un pueblo donde no hay televisores, ni radios…”. Entonces entendemos el porqué de la escenografía plana, fría y que se cae de vieja.

Sean peras o sean manzanas, el asunto es que “La esposa Virgen” es un producto de segunda, pero… avanza. Donde el real y gran atractivo de esta telenovela, es el tema del amor frustrado entre la pareja protagónica, y sobre todo, el tema de la viudez. Y es importante mencionar el perfil de ambos protagonistas supliendo roles maternales. Virginia lo hace con su hermano menor, y Jose Guadalupe, con su hija adolescente.

Sobre los actores, Jorge Salinas tiene un matiz de don Juan campechano, y Adela Noriega, en su penúltimo trabajo como actriz antes del autoexilio, es una “esposa virgen” que se llama “Virginia”, y de paso, parece anémica. A eso le sumamos un Sergio Sendel que actúa como… Sergio Sendel.

La telenovela no deja de ser un “culebrón” con cierto tono humorístico; el guion se limita a las mil veces que se le pregunta a la protagonista ¿de quién está enamorada?; y como vemos a medio elenco escondido, siempre, detrás de alguna puerta. Las respuestas son casi a golpe de efecto, por ejemplo, Virginia evitando cruzarse con José Guadalupe o Fernando, con o sin silla de ruedas, encarándolo, escena tras escena.

Desde este aspecto, no creo que Liliana Abud haya tenido mayor problema ya que el guion se debió escribir por inercia y gira entorno a una sola pregunta ¿Con quién se quedara Virginia?

Otro asunto que se nota, es la nula presencia de secundarios. Lo que sostiene esta telenovela es la enfermedad de Natalia Esperón, el remordimiento de Adela Noriega por enamorarse de su esposo, y la responsabilidad que siente cuando se casa con Sendel y queda invalido. De ahí en adelante es un tira y afloja cualquiera

Es interesante ver el ángulo de la mujer reprimida en sus sentimientos, aunque el tema de fondo no deje de ser el puramente amoroso. La escritora no se proyecta mas allá, y casi es un disfuerzo con diálogos predecibles y demasiado angustiosos. Todos sus personajes son cuadrados, mientras que su protagonista cansa al límite de la mojigatería.

El lado negativo de la telenovela lo dan los villanos, y ese “rancherismo”, tan molestoso en Roberto Ballesteros, y solo en una telenovela de televisa, pueden llegar al mal gusto de verlo seduciendo a Lilia Aragón. Y de la actriz solo puedo mencionar esa particular forma de romper la cuarta pared como buena villana cacle cacle. Los dos dan mil vueltas haciendo planes maquiavélicos. Mientras que Arleth Terán es la villana impostada made in televisa tantas veces vistas. Natalia Esperón se esforzó en proyectar el personaje. A pesar de ser un reparto con ciertos nombres de peso, ninguno llama la atención como Cesar Évora, y su “caracterización” de "naufrago cachinero”.

La estampa de la telenovela es irregular, por momentos el “pueblo” pareciera tener más presencia dentro de la historia, tenemos medio elenco disfrazados de militares, y tramas alternativas poco interesantes, aunque siempre efectivas. 

En conclusión, la telenovela no deja de ser la acartonada historia made in televisa, aun así, por el tema tragicómico de la protagonista, merece ser llamada telenovela, aunque solo sirva de relleno.  

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog