Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

TELESERIE “EL HOTEL DE LOS SECRETOS” (TELEVISA 2016) – Critica final. Producción mediocre


Como manda el manual la producción de época termino cerrando con un juicio, donde reunió a perro, pericote y gato en un farsa donde cada uno hacia sus propias acusaciones unos a otros. La producción no pudo poner mejor empeño en los decorados, como desde el inicio la puesta en escena se vio como cartón frió e inflamable. Y como en la mayor parte de la historia fue el detective, interpretado por un chisposo Jesús Ochoa, quien se robó el show. El mejor apoyo de la historia es que el final llega casi por inercia, con los personajes malvados pagando y los protagónicos siendo presa fácil del cansancio literario de los guionistas llevándolos a una falsa despedida, antes, una breve escena en la cama, para finalmente, el reencuentro con beso cerrando con una toma abierta de la fachada (digital) del gran hotel.

Sería justo mencionar los puntos buenos de la historia, que dentro de su trama central confusa, aquella que quería contar una historia de los de arriba y los de abajo, con una dosis de thriller oscuro, encerró una propia telenovela de aventurillas tragicómicas. Unas mejores que otras. El personaje de Felipe (Pablo Cruz Guerrero) termina aportando los temas relacionados a la identidad sexual, la frustración sexual de una mujer madura  casada, y cierta sugerencia a la homosexualidad, sin embargo, la mayor parte se desinfla por la mala dirección y el mal casting, como el de Sofía Castro. Con Sofía (Dominika Paleta) el caso es parecido, la actriz no encuentra un espacio propio y solo se limita a ser la loca histerica del reparto, aun así, el encuentro intimo con un falso sacerdote logra darle a la producción el mérito de ser transgresor con el tema religioso. Mal llevado su tema marital y su frustración maternal. Vemos que el guion pretende crear un discurso feminista apoyado en varias escenas y en personajes adelantados a la época como la amiga doctora de la protagonista o una mujer que se viste de bandido. El caso de las prostitutas y el de la relación sexual forzada a la que se ven sometidas las mujeres de la época son detalles que se tocaron superficialmente. El sadomasoquismo en el villano, así como la influencia materna tuvo ciertos momentos interesantes. La mayor consigna de la adaptación fue contextualizarla con su historia, y hacerla ver lo más mexicana posible. Dejando las tramas fallidas a la venganza/justicia del protagonista y la del personaje interpretado por Juan Ferrara.


A nivel técnico la producción se vio limitada, encontré ciertas tomas en primer plano mejores a la hora de enfocar la mirada asesina de Jorge Poza, unas tomas abiertas con caballos en el rescate de Felipe y por momentos la cámara seguía el movimiento de los personajes, sobre todo, cuando las escenas se dan en la parte de la servidumbre. La introducción se escuchó mejor de lo que se vio. El otro problema de la producción fue la saturación de la pantalla verde, haciendo de escenas como la del suicidio en el acantilado de Belén una cutres para morirse. No se ve un buen trabajo en cuanto a modales o lenguaje para hacer más creíble la historia, salvo ciertas posturas con las manos una atrás y la otra adelante que siempre tenía el personaje de Jorge Poza, y lo que más se escuchaba era el “pero madre…” con un tono más formal al de estos tiempos. 

En cuanto al reparto seré breve, se agradece la participación de Claudia Ramírez, y en especial, el rol secundario de Eduardo España, un actor que nunca será protagonista de su propia historia, pero siempre luce efectivo como pareja cómica. Muy bien los roles juveniles en los personajes de Jacinto (Joshua Gutiérrez) y Violeta (Arantza Ruiz). Torpe la participación de Moisés Arizmendi con motivaciones parecidas al que hizo en “El color de la pasión”, incluso con el conflicto con el hijo. Del resto ya escribí en LA PREGUNTA: ¿Vale la pena ver dos horas seguidas “El hotel de los Secretos”? 

Fue difícil sostener la trama principal sobre el asesino del cuchillo de oro, es más, no pudo hacerla atractiva ya que la forma en como estaba pensada la teleserie tenía que hacer lento el misterio para que en el tramo final llenarnos de pista tras pista, hubo una disociación casi facilista por parte de los guionistas que siempre encontraba la solución del enigma de una manera poco convincente. El trabajo en cuanto a las muertes fue igual de irregular, tanto como la decepcionante forma en como descubrieron al asesino o mejor dicho como el asesino se descubre así mismo. Fuera de este aspecto lo que termina sosteniendo la última semana es un pobre tira y afloja de los personajes como el ascenso social del hijo bastardo y la revancha de la sirvienta. De ahí en adelante se fuerza una pugna familiar por el control del hotel. Y llegado a al final todo se cierra con descubrir el “secreto” de la muerte del padre.

Las acusaciones de la hija mayor llevan a juicio a la madre, lamentablemente, lo mal rodada de esta escena con el veintiunico recurso del flashback recursivo y la pobre interpretación de los interrogados termina desinflando la que debería haber sido el clímax de la historia. Sentada en banquillo, Diana Bracho, sufre el desgaste del personaje mientras que su contrincante, Daniela Romo, se esfuerza en dar un discurso al amor entre patrón y sirvienta. Lo malo del juicio es que la verdad llega por una confesión de último momento, dejando a todo lo visto anteriormente como una pantomima. La escena de la muerte de Diego pasa por un lapsus espacio temporal donde vemos pasar muchas cosas una tras otra. En su defensa en toda ficción la maldad debe terminar pagando de cierta forma, lo que no se perdona es lo trillado de las cárceles o muertes como desenlace final a los villanos Cuando se da la escena del desempolvamiento de los muebles, la idea no es mala, y sirve como metáfora a la nueva etapa del hotel. El beso final de los protagónicos, previo un par de diálogos edulcorados, la termina de convertir en cualquier telenovela.


Televisa ha apostado por producciones más cortas y con mejor calidad, como si lo uno reemplazara a lo otro; en este cambio, “El hotel de los Secretos”, tiene el dudoso mérito de ser la primera producción con este cambio de formato. Es cierto que comparando a producciones que han llegado al Perú o que he podido ver por la señal internacional el cambio es favorable, y es esta una alternativa atractiva, en teoría, porque toca temas de telenovela clásica a diferencia de producciones posteriores como "Yago" o "Mujeres de negro". Si se la tratara de vender como serie el resultado sería negativo, quizás, esa fue la primera intensión, y se nota claramente cuando la primer parte termina cerrando con una especia de cliffhanger donde Belén descubre el secreto de la familia Alarcón. Después de eso la producción pareciera que se echó para atrás y decidieron seguir por un formato más línea para venderla tal como cualquier otra telenovela.

Aun así, el paso de la producción por america televisión fue decepcionante mucho más si tenemos en cuenta que estuvo en un horario displicente donde la competencia tiene cuatro horas seguidas de su programa de espectáculos, saliendo a la primera semana de emisión. Su primer periplo por los Estados Unidos, tampoco fue el mejor. Y su llegada a México fue igual de decepcionante, por lo que he leído. Todo esto en cuanto a audiencia. Por otro lado, si tuviera que describirla como producción solo se me ocurriría la palabra mediocre. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog