Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

TELESERIE "ROSARIO TIJERAS" (Tv Azteca 2016) - CRITICA. Mejor colombiana que mexicana


Si me preguntas cual es la mayor diferencia entre la colombiana y la adaptación mexicana de “Rosario Tijeras” respondería que es el acento.

La colombiana llegó a estrenarse por canal trece, en un momento en donde la programación del grupo atv arrincono un par de producciones colombianas en su patio trasero. De ahí que pude ver “La ronca de oro”, en horario vespertino. Y más tarde “El Capo”.

Ahora, si cogemos el argumento de “Rosario Tijeras” podríamos encontrar una facilidad para la adaptación en cualquier país latinoamericano, después de todo el narco no es exclusividad colombiana y tampoco lo son esa fotografía urbanística de los asentamientos en las periferias, las faldas de los cerros y las casas unas encima de otras, así pues, si la adaptación se diera en el Perú, por ejemplo, cerro San Cosme o San Cristóbal sería lo más parecido al ambiente que rodea a la protagonista.

Otro asunto es el retrato de la precariedad “realista” que logre imprimir, y es que, irónicamente, la versión mexicana cuenta con una imagen de calidad muy superior al promedio y que contrasta con ese baño a lo María la del barrio que toma la protagonista. Lo mismo pasa con el lenguaje,la mexicana se siente remasticada.

Televisión azteca, opta por una adaptación casi plano por plano, las escenas son las mismas, desde el inicio hasta el final, solo salvándose por esa enorme bandera mexicana como para no desubicarnos. Y se nota que es una versión más “light”, menos sucia, solo bastaría comparar la escena de inicio, y el tono color rojo de la “sangre” para marcar distancias con la colombiana.

La que si esta en primer plano es la protagonista, Barbara del Regil, luce suelta, entre lo corto de la falda, y la edad dispar. Ya desde el inicio, la dirección de cámaras, la apoya con tomas como el baño, en donde se ve y no se ve, a la misma vez. Rosario, desde el inicio, se vende como un estereotipo. Al igual que las muñecas de la mafia o la Catalina de Sin senos no hay paraíso”La gran diferencia es que en este caso estamos hablando de una anti heroína.

El otro asunto es el retrato social de la producción, encasillada en ese pequeño suburbio precario, la delincuencia juvenil, la falta de autoridad, la corrupción, los prejuicios sociales y la rebeldía contra el sistema son pequeños aperitivos (rojos) de un trasfondo (rosa) que no deja de ser el de cualquier culebrón y cuyo tópicos están en el triángulo amoroso de la protagonista (con dos jóvenes ricos y guapos) y el embarazo (no deseado). El reto es la violencia y como la mostrara.

Lamentablemente, la versión mexicana, al igual que la colombiana, se va diluyendo en cuanto ritmo, sobre todo, cuando aparecen los personajes secundarios. Que pérdida de tiempo tener una escena completa de un manganzón pidiendo dinero a su papi. El estigma de la narconovela colombiana toma presencia cuando un par de personajes se movilizan en motocicletas, símbolos móviles del sicariato. Y cierra con una escena cliché con el padrastro.Al final, el mensaje es lo peligrosas que pueden ser unas tijeras.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog