Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Brianda Riquer

Radicada en Miami y, actualmente, retirada de la actuación tuve el gusto de hacerle esta breve entrevista a Brianda Riquer quien nos comenta sobre sus gustos, su etapa en la actuación desde los nueve años en la mítica "Dos mujeres un camino" en el papel de "Anita", la hija mayor (adoptada) de los entonces protagonistas Eric Estrada y Laura Leon, ademas de todos los papeles que hizo en los Estados Unidos posteriormente en novelas grabadas en Miami. También nos cuenta sobre su blog de belleza (el cual pueden seguir en el siguiente enlace), y como siempre, al final de la entrevista se encuentran las redes sociales de la actriz para quien guste seguirla.   


ACERCA DE USTED Si le preguntara por un libro, una película y una canción ¿cuáles serían y por qué? Libro seria los 4 acuerdos.. Me parece sumamente interesante la manera en la que el narrador explica las bases para tener mejores relaciones con nosotros mismos y con los demás, viendo la sociedad desde otra perspectiva…

Yo rajo de... ''LAS DOS CARAS DE ANA'', cuando era más fácil hacer telenovelas


Con la aparición de nuevas plataformas y contenidos en estos últimos años las telenovelas mexicanas están pasando por una crisis de audiencia, calidad y, lo más importantes, identidad. Si vemos La Piloto, diría que es un calco  de alguna narco novelas de Telemundo. La  Candidata era una especie de serie política que mezclaba The Good Wife y House Of Cards con temáticas vistas en La rosa de Guadalupe. Yago, Mujeres de Negro o El hotel de los Secretos fueron teleseries sin pena ni gloria, todas remakes de seriales foráneos. Así pues, la telenovela, como tal, se deja a productores como Nathalie Larthilleux o Ignacio Sada, en el horario más vespertino y donde todavía se cree pueden funcionar.

A diferencia de estos tiempos. Las dos caras de Ana, una producción mexicana por encargo a la productora Fonovideo, es una novela made in Miami que funciona bastante bien; que podría decir que va de menos a más; y que con todos sus pros y contras tiene lo principal, ''es una telenovela de principio a fin''.

Cuando comente su inicio en Las dos caras de Ana, made in Miami decía que su principal defecto era que sus escenas eran demasiado cortas y que recién al final de capitulo iniciaba la telenovela. Su protagonista se veía demasiado rancio por querer vestirle como persona mayor y que la protagonista estaba mejor en su papel de Marcia que como Ana. A partir de ahí, la historia se va acomodando y dejándose ver hasta el final. Como una telenovela de muchos personajes que aparte de tener la trama central, se la podría calificar como una telenovela con muchas subtelenovela. En ese sentido, a la venganza/justicia de la protagonista en contra de los Bustamante se le suma temas como la infertilidad, la seducción en la oficina, la crisis marital, la infidelidad, la rebeldía adolescente, la madre divorciada que quiere rehacer su vida, el padre viudo con una hija recién nacida, el amor en la tercer edad, la situación de las personas que viven en casas remolques en los estados unidos o el de una compradora compulsiva.

El tema emocional de la novela también es bastante efectivo ya que conocemos casos como el de la falta de autoestima en Kathy (interpretado por Liliana Rodriguez, hija del puma Rodríguez) o Vicente. O mencionar que la historia trata de ser verosímil a su manera y que los personajes y problemas estén ligados a su ambiente de trabajo. En ese sentido vemos como pequeña empresa de servicios caseros o la naviera Bustamante con un problema de desfalco. Incluso el tener una villana dueña de su propio negocio es bastante poco visto. En cuanto al perfil de los personajes protagonistas no hay mucho que decir, los escritores hacen un clásico "el bueno, el malo y el feo" con los hermanos Bustamante.

La telenovela tiene dos partes que se pueden identificar muy bien. La primera, está relacionado a la venganza de la protagonista haciéndose pasar por una persona que no es. La segunda, descubierto el engaño, la historia tiene un punto de quiebre; la protagonista fracasa, tiene una breve parada a la cárcel, pasa el tiempo, y comienza su carrera como actriz. Lo más endeble de esta primera parte es que el guion se queda tibio en cuanto a la venganza de la protagonista que siempre se repite que lo que busca es la sempiterna justicia. La protagonista a ese nivel lo máximo que aspira es a grabar a los malos de la historia confesando sus crímenes por casualidad. Una podría pensar que al ser más atrevida la protagonista sea la causante de la ruina de la familia o que haga cosas más despreciables como llevar a la adicción a Ignacio. En cambio, es otra protagonista moralista de Televisa, que siempre piensa si está haciendo mal. Mas adelante podríamos decir lo mismo, con una protagonista femenina tipica que es incapaz de hacer el amor con otro si no esta cien por cien segura de amarlo (mientras que él no tiene problemas de meterse a la cama con la villana) o, incluso, al final la protagonista es incapaz de decidirse por uno u otro, sino mas bien uno la deja ir mientras que el otro prefiere verla con su  verdadero amor antes de que este con el por lastima, diciéndose a el mismo que es mucho para su orgullo de macho dominador. 

Dejando este aspecto de lado la telenovela también tiene ese lado metareferencial que muy pocas producciones tienen. Los protagonistas quieren ser actores, estudian en una escuela, comienzan grabando una telenovela, y son pareja en la ficción de la propia novela en una película. Aquí conocemos a un director que aunque está bastante disforzada en manos de Jorge Aravena como director ogro, tiene líneas de diálogos bastante interesantes como los prejuicios de los directores de cine hacia los actores de televisión o las propias telenovelas.



No puedo dejar de mencionar la cuota peruana en esta telenovela que debe ser la novela extranjera con más peruanos en la historia. Además que a Ismael La Rosa, Alexandra Graña, la breve participación de Julián legaspi y las apariciones (casi de cameo) que tienen Sandra Arana y Leslie Stewart se le suma que la novela está escrita por una pareja de escritores peruanos.

Hablando de las actuaciones de los compatriotas tanto Ismael como Alexandra lo hacen bastante bien, no desentonan a pesar de verse ''forzados'' a importar el acento mexicano y diría que tienen muchas más pasta que la mayoría de actores mexicanos que trabajan en sus propias ficciones. Lo más interesante es Alexandra Graña que como pasa en sus primeros años de actriz en la ficción local se aprovecha mucho ese rostro tan atípico que tiene con su vena innata para la comedia. Prácticamente, el personaje en muchos pasajes de la novela estaba en su propia sitcom llamada cazando un millonario. Además, la actriz no tiene problemas en hacer escenas de cama (requisito casi obligatorio que se vio casi como derecho a piso que tuvo que pagar la actriz) como modelar su figura en la playa. En cuanto a Ismael la rosa ya venía con experiencia trabajando en Miami. Es una lástima que solo por ser peruanos los créditos de los actores aparezcan como reparto mucho después de nombres mexicanos como el Allison Loz que hacia su primer papel antes de tener un breve momento de estelaridad como protagonista en posteriores novelas de televisa en México.

Siguiendo con las actuaciones la novela se ve que es hija de su época. Por eso los villanos son un par de enajenados como ellos solos. La actriz Alexa Damián (hija del productor mexicano Pedro Damián) hace una villana que se anda con la blusa desabrochada, abre los ojos como platos, pone cara de perro rabioso y si bien no grita ¡maldita lisiada!, si grita ¡maldita Ana! es una pena que se haya autoretirado de la actuación, a pesar de eso, deja personajes bastante recordables comenzando por las novelas juveniles que hacia su padre a principio de los 2000, luego haciendo un muy buen papel triple en la segunda etapa de barrera de amor (última novela producida por Ernesto Alonso) hasta esta Irene a la que la nalgueaba su amante narco pelón. Lo que sí es una pena es que durante toda la novela haya tenido que usar una cola de caballa cuando con el pelo suelto se le ve preciosa. Mauricio aspe es un poco más de lo mismo obsesionado con ser un Bustamante y con la otra cara de la protagonista. El actor Francisco Rubio tiene tics actorales como mover la cabeza de un lado a otro o gesticular más de la cuenta. Liliana Rodriguez a veces estaba pasada de rosca con ser la gordita simpática. Muy bien Leonardo Daniel como actor maduro que curiosamente por el canal de cable se le vio por partida doble como el mismo personaje de padre autoritario. De María Rubio podría decir que está a la sombra de su icónica villana, pero a pesar de eso la actriz si ha tenido vida después de Catalina Creel (otra cosa es que los fans no puedan olvidarse de ella), aquí suple el rol de madre de la protagonista, no sin sacarle provecho al carácter rígido en muchas escenas.  Hay varios rostros regulares en las novelas mexicanas y otros no tanto o que ya están retirados.

Para ir finalizando la novela tienen muchas cosas que chirrían como esas escenografías que hacen de oficinas que son para morirse. Cuando vemos la etapa del juicio lo que realmente se está montando un circazo donde todos gritaban y se echaban la culpa entre ellos. Como es una novela Miami tiene sus clichés como la acción efectista. Vemos una persecución en coches que no estaba mal rodada. Y las locaciones siempre estarán mejor aprovechadas, además que se pueden ver cosas como una escena en yate donde ''muere'' Vicente en altamar. En cuanto clichés tenemos a la sirvienta abnegada que se deja maltratar por su hijo, el asunto del apellido y el primer hijo varón, pero ninguno como la cursilería de los protagonistas que hacen el amor entre un centenar de velas mientras no deja de sonar su canción coleccionista de canciones interpretado por Camila que por ese entonces estaban de moda. Al final los villanos tienen sus castigos. Mientras que los buenos se quedan emparejados, felices y comiendo perdices. Lo último interesante antes del final es el clásico ¿con cuál de los dos galanes se quedara la protagonista?, aunque al final no logre sorprender ni salirse del molde y termine como la mayoría. En una época donde a las telenovelas no se les exigía demasiado y eran más fáciles de hacer.

p.d. la productora, Lucero Suarez, quizo repetir el éxito de la novela con otra donde la protagonista es la misma y con Jorge Aravena como galán. La novela se llamaba Querida Enemiga. Y varios de estos actores formaron parte del elenco, incluida Alexandra Graña. Hasta donde recuerdo era muy mala.


p.d.  no sabia que la novela tenia un final alternativo, que se puede ver por youtube.

Comentarios

  1. hey se te olvido mencionar en la lista de peruanos a patricia alquinta como wendy la empleada de los bustamante y a un actor poco conocido que hizo de guardia cuando ignasio estaba en la carcel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quien quiera que seas, me acabas de iluminar el día. Nunca reconocí a la sirvienta como Paty Alquinta "la gata". Recuerdo que la actriz me hacia las noches cuando la veía con el empleado viviendo la vida de ricos, y como no me pude dar cuenta que era ella cuando salio en traje de baño. En verdad muchas gracias @anónimo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog