Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

Yo rajo de… “El vuelo de la Victoria”, la telenovela del ‘pan con soledad’


La actual producción de Nathalie Lartilleux El vuelo de laVictoria se estrenó para todo Latinoamérica, a través de la señal internacional del canal mexicano, la semana pasada. La he seguido, haciendo el mayor de los esfuerzos, y juro que pocas veces había visto una historia tan mal aprovechada. Y es que a pesar de ser una telenovela de horario vespertino (entiéndase, menos exigente) en comparación a otras, y especialmente a las de la misma productora, tiene un par de méritos a rescatar: 1) La protagonista es una deportista (innata); 2) La naturalidad de sus locaciones.

Al mismo tiempo la producción tiene problemas en el guion y no es que la historia de la cenicienta no funcione (si  no que hable Maria la del barrio que, por enésima vez, esta siendo un éxito en las mañanas) o que sus tópicos/clichés hayan perdido vigencia (por ejemplo todos los personajes andan con el mismo outfit o la mejor amiga de la protagonista es una águila que siempre anda volando por ahí o al igual que las novelas de Veronica Castro o Thalia las intros te cuentan la historia) sino que, absolutamente todo, pareciera estar hecho con una flojera para morirse. Durante todos los capítulos no hay un solo dialogo que no esté en el mismo registro en todos los actores. Y en ningún momento, la telenovela es capaz de salirse de su órbita natural que pareciera ser: Victoria corre, Victoria escucha la radio, Victoria… vuelve a correr.

Cuando la telenovela quiere meterle “algo” de ritmo a su pausada historia, tenemos a Susana Dosamantes repitiendo cansinamente la misma línea de dialogo de villana ñaca ñaca, “maldita mugrosita”; mientras que las compañías (de la maldad) no podrían ser menos adecuadas. Jorge Poza está pagando el alquiler de la renta con lo que gana en esta telenovela. Y la chica que hace de hija de la Dosamantes está como para mandarle de nueva a clases de actuación por sosa. En ninguno de los personajes hay motivo (lógico) para odiar a Victoria salvo que el hijo está enamorado de ella y eso significa menos “lana” de herencia. Lo mismo ocurre con la segunda trama principal de la novela a cargo de la madre de la protagonista interpretado por Natalia Guerrero que cree que por abandonar a su hija en casa de ricos la van adoptar ¿?. Lo único que ha ocurrido con la mayoría de personajes es que hablan. Principalmente Andrés Palacios con Elizabeth Álvarez. Y si a la chica que hace de hija de Dosamantes está para mandarla de nuevo a clases; a la hija de Andrés Palacios es como para decirle que lo piense dos veces si quiere ser actriz.

Si hay algo que le falta – y le vendría como anillo al dedo – es meterle farsa. No por algo el primer capítulo pudo ser sui generis, pero funciona por el tipo de novela que es. Si a los veinte minutos de la novela ya le andaban quemando los pies a la protagonista porque no seguir por la misma vía. Total, es una novela a la vieja usanza. Solo así, una historia como El vuelo de la Victoria podría funcionar. Que haya cachetadas. Levanten el tono de su voz. Por Dios, hasta gritar podrían. Y si pelean, háganlo de verdad y no solo se quede en la maldición de la negra a la Dosamantes.



Por la primera semana, lo más rescatable es la actuación del águila. ¡Qué bonito vuela!. Después, la única conclusión que sacas es que Mane de la Parra esta solo porque en su contrato decía que iban a promocionar sus singles (incluso cuando hace el amor con Victoria). Mientras que el momento vergüenza ajena esta en los besos tan apasionados entre la Dosamantes y Jorge Poza. Pobre, de algo tiene que vivir.

A todo esto, ¿porque digo que es la novela del ‘pan con soledad’? pues les diré que es una expresión que se usa cuando vas a comer pan sin ningún tipo de relleno, pero como el hambre puede mas no te queda de otra. Lo mismo ocurre a la mayoría de actores de esta novela; si no hacen esto, solo les queda La rosa de Guadalupe.

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo. A esta novela no hay por donde agarrarla. La veo y prefiero ver María la del barrio.

    Las actuaciones no digo que sean malas, pero son muy planas; a pesar de que una telenovela sea mala siempre hay alguna actuación rescatarle.

    Para terminar debo decir que contrario a lo que muchos dicen, no me parece que Paulina Foto sea mala actriz, el problema es que si sigue trabajando con esta productora se convertirá en la próxima Maite Perroni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No opino igual a que tan buena actriz sea Paulina Goto, si nos fijamos la chica esta en el mismo papel que Thalia en etapa "marginal", pero el problema es cuando te la quieren vender como un personaje mas adulto. Tanto interpretativamente, como por el propio físico, no da el ancho. La chica todavía esta para papeles juveniles como Danna Paola, por ejemplo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog