Ir al contenido principal

Entrada destacada

#ENTREVISTA a Kenia Gascon (@Keniagascon), reconocida actriz mexicana

Actualmente, se puede ver "Marimar", en una de sus tantas repeticiones por canal 4. Y es que la novela, protagonizada por Thalia es un clásico y un éxito hasta el día de hoy. ¿Pero que seria de esta novela sin sus recordadas villanas y sin esas escenas de gran impacto como la de la muerte de los abuelos de la protagonista?. ¿Y que serian de los villanos sin sus cómplices de maldad? Para mi ha sido una fortuna poder contactar con una de las villanas de esta historia, Antonieta. Interpretada por la actriz mexicana Kenia Gascon. Donde nos comenta sobre sus participaciones en otras recordadas novelas antes y después de "Marimar" (la cual incluye una cinta ochentera de culto protagonizada por el mismisimo David Carradine). De sus múltiples aficiones artísticas y de sus nuevos proyectos tanto en la actuación como en el mundo de las artes. Deseándole lo mejor en todo lo que realice y agradeciéndole por la gentileza que tuvo desde el primer momento en que me comunique con …

OPINION: Los 5 problemas de ''Madre por siempre: Colorina"


Con la caída de los ratings y con la discreta sintonía de su reality, el cual era el flotador que se pensaba iba a levantar la audiencia del canal de Pachacamac, Madre por siempre: Colorina se va con roche y deja su lugar a la nueva producción del Del barrio, Ojitos hechiceros a estrenarse el próximo 20 de febrero. Antes es importante mencionar los motivos del porque la novela no funciono como si lo hicieron la mayoría de novelas de Michelle Alexander para américa y si el fracaso fue una simple gripe pasajera o una enfermedad endémica que seguirá afectando a las producciones locales en general (ya viene un Torbellino). ¿Volverá américa televisión a programar novelas mexicanas en horario estelar si siguen los fracasos nacionales?



1. ¿Lo que mal empieza mal acaba?: pongo en signo de interrogación el primer problema de la producción de la novela de Michelle Alexander y más allá de la historia  (un remake), a lo que quiero ir es al uso de la imagen de Millet  Figueroa para promocionar la historia y tenga rebote, con toda la carga mediática que tiene la chica, y así, poder crear expectativa en todos los medios. Al final, no fue Millet sino Magdiel Ugaz, ¿quién jugo con quien, o si la principiante a actriz quedo ilusionada solo ellos lo sabrán?. Pero el karma existe.

2. Las producciones de Michelle Alexander no tienen calidad: Con toda la objetividad posible y sabiendo que Michelle Alexander no puede competir con producciones foráneas, aun así, no puedo ponerme una venda en los ojos y decir que la imagen en la novelas de Michelle Alexander no son cutres sino lo que le sigue. Y ojo, si bien es cierto la tecnología de hoy hace posible que veamos formatos hd o 4k, en Madre por siempre vemos todo menos un trabajo de fotografía. Siempre con el mismo diseño de interiores, tomas cerradas cuando está grabada en exteriores y con los mismos lugares (el malecón). Tanto así que si remasterizamos Pataclaun veríamos el mismo diseño de arte. Vamos que pedirle una intro a sus novelas, algo tan basico, es como pedir peras al olmo

3. Guiones rancios: Los guionistas de Madre por siempre subestiman la inteligencia del televidente de sus propias historias. En un universo televisivo donde cualquier persona tiene acceso a los contenidos de las plataformas digitales (aunque no siempre de la forma más legal, je) pensar que una idea tan naif como la interrogante de descubrir quién es hijo del ''galan'' protagonista sea el gancho para atraer audiencia y genere curiosidad es ser muy tonto o creer que el público lo es. Pero como estamos en un país en donde idolatramos los chistes del chavo, se comprende.

4. Tan mal están que los de su propio canal ni caso le hacen: Las grandes producciones de cine y televisión, hoy por hoy, invierten más en publicidad que en producción. Con el caso de “Madre por siempre” tenemos a la llanta que se pinchó en la primera etapa de la carrera y que ya nunca más se pudo parchar. Hasta da vergüenza ajena pensar cómo se sonrojan los conductores de los medios de espectáculos de américa cuando intentan pasar resúmenes o hablar de la novela y seguro no habrá pasado del preview del primer capítulo, mismo que Gisela y compañía lanzaron con bombos y platillos. Mejor rebotan su reality, y eso que ya está en decadencia.

5. ¿Finalmente, a quien se le ocurrió renombrar Colorina como Madre por siempre?: Otro ejemplo claro de cómo la productora subestima la inteligencia del espectador nacional. Puedes ponerle a tu novela Juego de tronos y no por eso lo será. Incluso si se busca una renovación debería ser a fondo y no quedarse en el mero título. Que de diferente tuvo Colorina a Madre por siempre. Magdiel Ugaz se ve más regia que nunca... veinte años después como le pasaba a Thalia en su novelas de los noventa. El “galán” español no ata ni desata. Mientras que el elenco “juvenil” son rostros sin ningún tipo de popularidad o los mismos en el caso de Andrea Luna o Cindy Díaz. Mal, muy mal.

En conclusión, ya sea Colorina o Madre por siempre, la novela fue un fracaso en todos los sentidos. Una caída de cara para la productora. Una lección, que por lo visto no se aprende, de recrear libretos mexicanos creyendo y confiando que como “La rosa de Guadalupe” es un éxito el público necesita este tipo de producciones. Y el fin de un ciclo que todavía sobrevive gracias a los dieciocho puntos de VBQ. ¿Le pasara lo mismo a Ojitos hechiceros?. Ya pronto lo comentare.  

Comentarios

  1. Ya me veía venir que la novela sería chafa por tener el sello de Televisa (siempre aparece en los créditos), tiene casi todos los clichés de tu típica novela de Televisa (no solo que el amor de la protagonista ni sus hijos tengan 2 nombres y sean apuestos), etc etc
    P.D. uno de los 3 hijos talvez sería un Sasuke Uchiha (en la razón de que es muy odioso)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Raje a primera vista: ''Tumhari Paakhi, marcada por el destino'', estos hindús si bailan

A diferencia del inicio de Saras y Kumud, almas gemelas el nuevo estreno hindú de panamericana televisión si viene acompañada de la máxima identificación narrativa de la cultura hindú (para los occidentales) desde el principio, obviamente, hablo del baile. Vemos una coreografía llena de hindú pop (cantada por la misma protagonista), mucho color en las vestimentas y un inevitable choque casual de los protagonistas como la máxima carta de presentación de la novela. Así que Tumhari Paakhi es hindú 100%.
Si bien el empaque de la novela es ''simpática'' de ver, la coreografía dura lo que tiene que durar, y todo lo que prosigue está lleno de una magia - lo de la puerta que le da los rayos de sol y los protagonistas brillan por segundos... sin verse - que solo entenderías si vienes de ver “Saras y Kumud” unas dos horas antes, la premisa de la novela no deja dudas de los hindús solo saben contar historias de amor.


Fuera de aquellos melodramas de su cine, las novelas hindús pare…

TELESERIE “ELIF” (Green Yapım 2014) – CRITICA. Por favor, ¡ Alguien llame al "Inabif"!

Cuando uno piensa en telenovelas infantiles recordamos “Luz Clarita”, “Carita de Ángel” y, por supuesto,“Carrusel”. Pero con la turca, que Latina estrena en las tardes, uno encuentra una niña llamada Elif que sufre más que Fatmagul y Sherezade juntas. 
El problema de la telenovela es que encuentras un carrusel de sufrimiento que estalla a la primera amenaza del padrastro abusador, alcohólico y apostador. Son tantas las menciones de “…te voy a matar” que fuerza todas las escenas, tanto así, que la única forma de como puedes verla, y creer esta historia, es en tono farsa.
Tanta farsa como que una niña se suba a un camión por buscar un gato y termine conociendo a su verdadero padre. Tanta farsa como que la madre enferma en vez de denunciar al marido prefiera entregar a su hija precisamente en la casa de su verdadero padre. Tanta farsa como que se pueda apostar a una niña. Tanta farsa como que los matones de barba amenacen más que el padrastro abusador. 

Pero eso sí, no es una farsa cuando…

TELESERIE “SE ROBO MI VIDA” (Pastel Film 2014) – CRITICA. Un culebrón turco

Si Feriha era una pobre que quería ser rica, Bahar es una rica que vive como pobre.SE ROBO MI VIDA” ("O Hayat Benim") es el reemplazo perfecto en el horario y la programación pragmática de Latina, canal 2. En la telenovela vemos una especie de capricho cenicientil que logra transformar a su protagonista en una víctima de la desfortuna. 
La premisa es rápida, los primeros tres minutos logran hacer que el espectador entienda la maldad del abuelo (¿otro más?) e inmediatamente después vemos que han pasado 20 años donde la pobre Bahar ha crecido entre los maltratos de la que cree su madre (poco más y la obliga a comer cucarachas) y los caprichos de la que cree su hermana (que es tan mala que se acuesta con su novio). Claro, para que la historia sea efectiva dentro de su propia farsa, Bahar es más buena que el pan.
SE ROBO MI VIDA, es una historia ligera como la propia “El secreto de Feriha”. Podemos argumentar un hilo (valga la redundancia) argumental parecido. Es esa misma dinám…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog